Diseño de Páginas Web WordPress para Coaches y Terapeutas
★ DISEÑADOR WEB EN WORDPRESS ★ Móv: 658810144

10 Razones por las que las Webs de Coaching Fracasan

Razones por las que las Webs de Coaching Fracasan

Ya sabes que en Coach2Coach nos esmeramos en hacer la vida de los coaches (y sus webs) mucho más fácil y llevadera. Siempre andamos contándote cómo mejorar el SEO, la usabilidad, las ventas y, sobre todo, el diseño web en WordPress. (Donde digo “coaches”, digo terapeutas, psicólogos, o cualquier profesional que se dedique al desarrollo personal).

(Nota: soy consciente de que este es un post bastante largo – más de 5000 palabras-. No obstante, he decidido no dividirlo en dos para que, quien decida leerlo al completo, no pierda el hilo. En él encontrarás claves y soluciones para que tu web de coaching no sea un completo fracaso, así que, si decides leerlo por muy largo que sea, te felicito).

En varios post que escribí hace ya más de dos años para ti, coach, terapeuta, etc., ya te contaba algunas razones por las que la mayoría de las webs de coaching fracasan. Entre esos posts estaba el que mostraba los resultados de una encuesta que hice durante los meses de febrero y marzo 2015 (Resultados Encuesta SEO Coaches).

diseño web para terapeutas coaches psicologos

Por qué fracasa el diseño web para terapeutas coaches psicólogos…

Cómo surge la idea de escribir “Por qué las webs de Coaching fracasan”

Hoy iba a empezar a escribir un post sobre Cómo optimizar tu web o blog de coaching (tendrá que esperar). Pero como siempre trato de documentarme más a través de lecturas, vídeos etc. para sumarlo a lo que puedo aportar personalmente gracias a mis conocimientos y experiencia, me he topado con un post en inglés muy interesante.

Haciendo investigación sobre el tema, me he encontrado con un artículo de una empresa americana de coaching que da cursos de ventas para coaches. Entre sus muchos posts, he leído el que me ha inspirado a escribir este, que quiero compartir contigo y que ratifica lo que vengo diciendo desde el primer día en que fundé Coach2Coach.

Si vienes leyéndome desde hace ya un tiempo, tal vez te suene ya lo que estoy a punto de contarte. Sin embargo, quiero simplemente hacer ver que los consejos, recomendaciones, razones de fracaso y motivos de éxito que vengo dando desde hace años, son compartidos por la comunidad de expertos en diseño web, posicionamiento y marketing online.

No he querido traducirlo sino usarlo como inspiración y adaptarlo, ya que intercala muchas cosas que no son de nuestro interés o que he sustituido por mi propia experiencia. Así que, es solo la base para este post, con mis aportaciones personales. Si quieres ver el original (10 Reasons most life coaches’ websites fail), al final del post te indico el enlace.

Este será el primero de una serie de posts para optimizar tu web de coaching. En primer lugar, como digo, vamos a ver las razones por las que la mayoría de las webs de coaching fracasan. A partir de ahí, iremos viendo cómo mejorar tu web de coaching en posts futuros más detallados.

Así que allá va.

La mayoría de las webs de coaching fracasan

Seamos sinceros. La mayoría de coaches pasan muchos apuros para poder vivir del coaching. Es muy duro y difícil conseguir clientes, aunque seas un coach brillante. Y no tiene mucho sentido ser un coach brillante si no tienes clientes, ¿cierto?

A medida que pasa el tiempo, surgen cientos de coaches más y la competencia ha pasado de ser dura a muy dura y últimamente a ser brutal.

Después del estudio que realicé hace unos años con los resultados de una encuesta a la que contestaron 89 coaches, se confirmaron mis sospechas: solamente 1 de cada 10 coaches está satisfecho con el rendimiento de su web.

Un año más tarde, y habiendo tenido ya una cantidad considerable de clientes de web coaching, no solamente se ratifica este hecho, sino que además veo cómo son dos o tres los que se llevan todas las ventas, gracias a que sus webs son, no demasiado eficientes, pero sí mucho más eficientes que el resto.

Pero no es solamente los coaches con los que trabajo lo que me lleva a creer que cada vez hay más profesionales del coaching pasándolas canutas para vivir de su profesión. También la cantidad abrumadora de emails que me piden ayuda gratuita o algún tipo de orientación. La media es de aproximadamente 15-18 por semana.

Tanto el número de consultas, como el hecho de que muchas de ellas son demasiado básicas, es un indicativo de que hay algo en el tema de los negocios online de coaching que no funciona y me preocupa.

La humildad brilla por su ausencia

Y me preocupan principalmente, no ya los que me consultan; esos al menos reconocen que existe alguna deficiencia en su negocio online y tratan de hacer algo al respecto, preguntar. Los que me preocupan más son aquellos que no se dan cuenta de que están a punto de entrar en la jaula de los leones y mucho más los que van de sobraos y creen que no necesitan ayuda porque “es fácil hacerme yo la web”.

Si eres coach o terapeuta y crees que puedes hacerte la web, te pregunto: ¿Qué le dirías a un cliente potencial que se ha leído unos libros de coaching y te dice que se va a hacer un proceso a sí mismo? Ya, tal vez le dirás que adelante. Pero en el fondo estarás pensando: “Bueno, vas a tardar 10 veces más que si contratas a un coach profesional. Además, aunque tengas la teoría en tu cabeza, eso no significa que la hayas interiorizado realmente. Vamos, que es posible que lo logres, pero altamente improbable”.

¿Sí o no?

Pues lo mismo ocurre en todos los ámbitos profesionales. ¿Puedes hacerte tu página web tú misma/o con tutoriales? Rotundamente, sí. ¿Va a cumplir esa página web el objetivo de atraer para ti clientes potenciales? Rotundamente, no.

Sin duda hay docenas de maneras de fastidiar tu presencia online, pero desde el punto de vista de tu web de coaching, estas que vienen a continuación son seguramente las 10 más comunes. Si quieres que tu sitio web realmente funcione y empiece a traerte clientes potenciales, tendrás que rectificar o ponerles remedio.

Dicho lo anterior, y lo que viene más adelante, no tienes por qué creerme a mí. Puedes simplemente preguntar a tus compañeros coaches cuántos clientes potenciales les llegan a través de su página web.

10 Razones por las que las páginas web de Coaching fracasan

webs coaching fracasan

Razones por las que las webs de coaching, terapeutas, psicólogos, etc., fracasan

Razón 1 y más importante: porque la propia web no está preparada

Como irás viendo más adelante, y por lo que ya he dicho antes, tener una web es fácil, lo que no es fácil es sacarle el máximo rendimiento. Esto es,

  • que llegue el tráfico adecuado,
  • que una vez ha llegado, se quede;
  • finalmente, que, habiéndose dado una vuelta, decida contactar contigo para una sesión gratuita.

Solamente si tu sitio web tiene

  • objetivo bien claro: vender tus servicios;
  • un nicho de mercado súper específico;
  • palabras clave bien identificadas, resultado del anterior punto;
  • una buena distribución y organización del contenido, que surge de todos los puntos anteriores;
  • y un diseño web que maximice la usabilidad, (esto quiere decir, que la web logre que quien llega con una necesidad real que tú puedes satisfacer, se sienta cómodo y animado a contactar contigo) …

Decía, solo si tu web tiene esos elementos, será capaz de poner en tu puerta clientes potenciales.

El 95% de las webs hoy en día no poseen esas características, y las webs de coaching no iban a ser diferentes. (De hecho, en coaches, terapeutas, etc., evitar invertir en un diseño web profesional es mucho más común. Supongo que es porque la formación en coaching etc. supone inversiones bastante altas).

Tener una web llena de información y páginas no es tener una web eficiente. Para saber lo que poner en un diseño web, hay que estudiar. Un buen diseño web significa tener una web preparada para la acción.

Solución: seguir los estándares de diseño web en términos de usabilidad, estructura, funcionalidad y estética. Hay un post sobre diseño web inteligente en el blog, llamado Tutorial de diseño web inteligente, que te explica cada una de esos parámetros detenidamente. Si no estás preparada/o para aprender y aplicar esas normas básicas, es mejor que dejes el diseño de tu web a un profesional.

Razón 2: tener una web hecha por ti misma/o

Eres coach, no diseñador web. Si quieres tirarte años hasta que tu web empiece a despegar, si tienes todo ese tiempo para derrochar, adelante. Diseña tu propia web y espera a ver los resultados.

La mayoría de coaches creen que, con hacerse su propia web, escribir sus posts semanales y difundirlos en las redes sociales, todo vendrá rodado. Error.

Hacerte tu propia web si no eres diseñador es como tratar de cortarte tú misma el pelo, tejer tu propia ropa o construirte tu propia casa.

Diseñar tu web en WordPress es fácil

Como desde hace unos años se ha fomentado la creencia de que hacerse una web es fácil, mucha gente lo hace para su negocio online, sin pensar en las consecuencias. Por enumerar solamente unas pocas:

  • Pérdida de tiempo,
  • inefectividad,
  • falta de clientes que lleguen a través de ella,
  • e incluso tirar dinero a la basura comprando lo que parecen soluciones rápidas para hacer la web más efectiva (plugins, temas Premium de WordPress que después no se saben configurar, que te la haga tu cuñado por un módico precio, comprar dominio y alojamiento a empresas que “regalan” la web, etc.).

Todos sabemos que lo barato sale caro

Cuando vas a comprar ropa a una tienda barata es porque son prendas poco importantes, que sabes van a durar poco, repondrás en poco tiempo y no te importa demasiado la calidad. Pero seguro que no vas a una de estas tiendas a comprar un vestido de boda o unos zapatos “decentes”.

¿Te presentarías ante tus clientes con ropa evidentemente comprada en una tienda de Todo a 1 Euro?

Supongo que no. Pues lo mismo ocurre con tu diseño web.

Si quieres ahorrarte la inversión (no es un gasto) que supone un buen diseño web, ten siempre presente lo anterior.

Solución: tienes dos opciones. Bien contrata a un diseñador web que te muestre algunos diseños y te explique cómo logra que sus diseños cumplan con los parámetros básicos de usabilidad, estructura, posicionamiento y funcionalidad; o hazte un plan de acción a medio plazo para aprender al menos las bases del diseño web y después WordPress. Sí, van por separado. Para tener el suficiente conocimiento sobre ambos como para crear tu sitio web BIEN, debes invertir no menos de un año. No hagas el intento sin ese plan de acción y sin haber adquirido antes unos conocimientos avanzados porque la vas a pifiar. Habrás perdido mucho tiempo, además de probablemente dinero en la formación. Encima, terminarás teniendo que contratar a un profesional del diseño web en WordPress para que desarrolle tu sitio. No serías la primera o primero.

webs de coaching sin clientes

Razón 3: tener un diseño web feo o anticuado

La mayoría de los padres piensan que sus hijos son preciosos y más listos que los demás. Una web es como un hijo. No la vemos de forma objetiva, sobre todo si nos la hemos currado nosotras/os mismas/os.

Por mi trabajo, veo cientos de websites cada día y puedo contar las realmente buenas y las realmente bonitas con los dedos de una mano.

Que tengas buen gusto para la ropa o buen gusto en general no significa que tengas nociones de diseño ni de diseño web. Lo que a ti te puede parecer monísimo para tu página, para un diseñador profesional es un horror.

El aspecto de una web es lo último a tener en cuenta, pero hay que tenerlo en cuenta. Un diseñador web profesional siempre estará a la última, al tanto de las tendencias actuales. Alguien que no lo es, como es natural, no.

La gente ya no lee una web que estéticamente ha pasado de moda

Cuando empecé a diseñar webs hace años, tener una página de coaching nos diferenciaba del resto de coaches, aunque fuesen un horror. Pero de tres años a esta parte, ya no es el caso.

La gente cada día navega más por internet. El acceso es ahora mucho más frecuente y fácil porque lo podemos hacer desde nuestros dispositivos móviles. Y, admitámoslo, los usuarios saben mucho mejor ahora lo que es estéticamente moderno, al día, actualizado y lo que no.

No lo saben conscientemente, pero sí por la experiencia, por lo que van viendo. Saben lo que les gusta, lo que les parece fresco estéticamente y lo que está anticuado.

Pese a que la estética de una web es, en mi opinión, lo último en que debemos fijarnos a la hora de pensar en su rendimiento y eficiencia, también es cierto que el ser humano se guía mucho por las apariencias y tenemos que cuidar la imagen de nuestra web.

De nada sirve, insisto, tener una web estéticamente espectacular, si su usabilidad y funcionalidad son nulas o deficientes, pero también hay que tener en cuenta su apariencia y lo que a través de ella transmitimos.

Si es fea y encima está “mal hecha”, fracaso asegurado 100%

Igual que una web fea o poco agraciada, una web que no tenga en cuenta los parámetros mínimos de usabilidad y funcionalidad, tampoco te va a hacer ningún buen servicio, a menos que solo la quieras para poner su dirección en tus tarjetas de visita.

Una UX (experiencia de usuario) deficiente no solamente hará que los visitantes salgan corriendo, sino que además Google te penalizará por ello y tu posicionamiento sufrirá.

Resumiendo todo lo anterior, piensa en tu web como en un negocio a pie de calle, con sus ladrillos, escaparate y todo. Si se ve barata y hortera o fea y además es un follón (aunque tú no lo veas, porque no eres un experto en el tema) más que atraer, repelerá a los clientes potenciales.

Solución: de acuerdo que cada uno tenemos nuestros gustos, pero un diseñador web siempre sabrá más que tú sobre la estética de una página. Déjate guiar por él o ella. De lo contrario, dedícate a ver cientos de webs para que vayas dándote cuenta de “lo que se lleva”. Ahora lo más efectivo estéticamente es la frescura y la limpieza, la sencillez. Esto tiene como finalidad una mejor usabilidad y UX (experiencia de usuario).

Razón 4: no tener un dominio propio (tunegocio.es, .com etc.)

Da la impresión de que quien elige no tener un dominio propio es porque no confía realmente en que aquello vaya a salir bien así que, para curarse en salud, no invierten en su propio dominio y alojamiento.

La imagen que transmite un dominio gratuito (tipo tunegocio.wordpress.com o tunegocio.wix.com, tunegocio.blogspot.es) es poco profesional y horrible. Hoy día casi cualquiera sabe distinguir entre dominios y alojamientos gratis vs propios, solamente con mirar la URL.

¿Te planteas en serio montar tu negocio de coaching? ¿Entonces por qué no ser serio también con el dominio de tu negocio online de coaching?

Si transmites esa inseguridad además de poca seriedad y mala imagen, ¿crees que te lloverán los clientes o que será más bien al contrario?

Si eliges un dominio gratuito porque no estás segura/o de lo que pueda pasar más adelante, piensa de nuevo. No te preocupes, no tienes que seguir pagando dominio y alojamiento por los siglos de los siglos. Generalmente se renuevan a los 12 meses, con lo que, si algo fuese mal o decidieses no continuar, siempre podrás cancelar la renovación.

¿Y el precio de dominio y alojamiento?

  • Cuidado con lo que te ofrezcan por ahí, empresas como Movistar, 1and1, Wix, y similares. Son de las que te lían de tal forma que darte de baja es un verdadero calvario.
  • Cuidado también con las empresas que ofrecen diseño web y también hosting, generalmente son intermediarios y, como tales, tienen que cobrarte su comisión, que suele ser bastante alta. También suelen NO entregarte las claves de tu web, así te será imposible dejarles jamás a menos que les denuncies (si esto te parece una exageración, llámame y te contaré unos cuantos casos).

Compra tu dominio y alojamiento en servicios de hosting con cierta reputación, y que sean españoles. Recomiendo el servicio de hosting que uso yo misma, porque son económicos (unos 65€ por un año de alojamiento SSD con el dominio de regalo el primer año), cordiales, eficaces y rápidos. (Si compras tu dominio y alojamiento desde Coach2Coach, además, tendrás un 20% de descuento).

descuento-hosting-alojamiento

Clic aquí para obtener tu descuento al comprar hosting y dominio

Solución: lo dicho. Adquiere tu propio dominio y alojamiento. En realidad, es muy fácil, pero si te da un poco de miedo porque no te “apañas” muy bien con estas cosas, lee mi post Cómo adquirir dominio y alojamiento web, donde te lo explico paso a paso y totalmente mascado.

Razón 5: Pensar que todo el mundo puede ser tu cliente potencial

Tus clientes potenciales quieren un especialista, no alguien que toca todos los palos.

Si en tu web indicas que tocas todos los palos, lo más seguro es que tu cliente potencial abandone y recurra a un especialista.

Tener un nicho de mercado bien definido, no solo te ayuda a centrarte en conseguir ese tipo de persona con ese problema específico, sino que cuando llega, ella se da cuenta de que tú eres el coach ideal para resolverlo.

Por eso los títulos coach personal, coach ejecutivo, etc., ya se han convertido en algo demasiado vago e indeterminado.

  • ¿coach personal para solucionar qué tipo de problema?
  • ¿especializado en problemas de pareja, conciliación, adolescentes, gestión emocional…?
  • ¿coach ejecutivo para satisfacer qué necesidades? ¿liderazgo, equipos, estrés, gestión del tiempo?

Si tu sitio web refleja más de dos campos de especialización, la sensación para tu cliente potencial es que haces de todo y no te especializas en nada.

Los usuarios cada vez buscan más la especialización. Ya nadie busca un psicólogo, buscan psicólogos especializados en … No se busca un terapeuta, sino uno que resuelva un problema específico. ¿Qué necesito? Un psico-terapeuta, un fisio-terapeuta, un acupuntor, un osteópata, un logopeda, terapias alternativas, … Si te “presentas” como terapeuta no lograrás posicionarte. Lo mismo si te presentas como coach o como psicólogo.

Solución: identifica un nicho de mercado bien perfilado. Identifica sus temores, problemas y necesidades (que tú puedes resolver, claro). Defínete como coach, terapeuta, psicólogo, para ese tipo de personas y con ese tipo de problemas. Puedes ver más sobre esto en mi post Preguntas difíciles que se hace un coach con un negocio online 2. En el 1 también se menciona el tema.

Razón 6: no tener un mensaje claro de beneficio para el usuario

Al hilo de lo anterior, otra cosa a dejar patente en tu web son

  • los beneficios de TU coaching,
  • y tus reclamos (por qué han de elegirte a ti, mejor que al de al lado, además de por estar especializada en…).

Pensar que los beneficios o tu reclamo personal son obvios es un error; pensar que dejarlos patentes es arrogancia, también.

No te equivoques. Que manifiestes tus habilidades especiales y los beneficios de tu coaching o terapia, no es ser arrogante, si lo haces desde el corazón. Sí es arrogancia hablar todo el rato de lo estupenda/o que eres y cuántos masters tienes.

Ojo, un error común:

No saber encontrar el equilibrio entre razones (beneficios) y emociones (qué problema puedes solucionar para esa persona y cómo “conectas” con ella).

Este equilibrio tiene que ser aproximadamente 20-80. El ser humano solamente necesita un “aliño” de racionalidad para justificar la decisión que su cerebro reptiliano ya ha tomado, aunque ni siquiera lo sepa.

Solución: haz un ejercicio consciente de enumerar 7 beneficios de TU coaching (los del coaching en general ya nos los sabemos todos). Escribe en qué saldrá beneficiado tu cliente si decide contratar tus servicios, sé concreta. Nada de vaguedades: te sentirás feliz o alcanzarás tus objetivos. Tu nicho de mercado tiene problemas específicos. Dales respuesta presentándole los beneficios concretos para cada uno. De aquí la importancia de conocer a tu cliente ideal y sus necesidades al dedillo. Respecto a tus reclamos, haz también un ejercicio. Enumera qué particularidades te hacen único y especial para mejorar o resolver el problema de tu cliente. No se trata de ser el mejor, sino de ser el único o de los pocos que pueden resolverlo, gracias a tu especialización. En el post que indico en la razón 5 también hay info sobre esto.

Razón 7: no tener Llamadas a la Acción

Uno de los errores más comunes, aunque fáciles de resolver, que veo en las webs de coaching es que las llamadas a la acción brillan por su ausencia.

La mayoría de webs de coaching que veo no tienen ni una sola llamada a la acción. Se limitan a contar lo que hacen, cómo lo hacen, quiénes son y cómo han llegado hasta aquí o cómo decidieron hacerse coaches etc. Después cuentan con un blog, una página de contacto, quizá otra de testimonios… en fin.

No aparecen llamadas a la acción, y sin ellas, los usuarios no HACEN nada. Solamente, si les interesa lo que leen, seguirán leyendo y después se irán. Hay que animarles a que HAGAN, de ahí el término llamada a la ACCIÓN.

Seguramente tu objetivo último es vender tus servicios de coaching, terapia etc. Por eso, el objetivo último de tu web es lograr que los usuarios dispuestos a realizar un proceso de coaching te pidan una sesión gratuita de coaching (informativa, de prueba, una consulta, llámalo como quieras). Pues entonces, tienes que persuadirles para que realicen esa acción, de alguna forma. (La sesión gratuita, además de mostrar lo que el coaching puede hacer por la persona a la que atiendes, debe ser interpretada también como la mejor oportunidad de venta que tienes. Mira la serie de 4 posts sobre cómo conseguir clientes de coaching a través de la sesión gratuita).

¿Páginas o llamadas a la acción?

No sé por qué, hay muchas webs de coaching que cuentan con una página que suelen llamar “Trabaja conmigo”. Esta página es la que supuestamente anima al usuario a solicitar esa cita. Pero hay un pequeño inconveniente:

Los usuarios rara vez miran el menú de navegación. Por eso, esa página, Trabaja conmigo, es casi invisible. A menos que pongas llamadas a la acción explícitas. Hay que saber cómo guiar al usuario hacia el lugar donde queremos que vaya. Llamando su atención y animándole a realizar acciones, pasar de página, seguir navegando, investigando, alimentando su curiosidad, seduciéndole, dándoselo todo bien mascado.

Ten en cuenta que los lectores en internet van a 1000 por hora. No tienen tiempo de estar mirando y buscando. ¿Dónde puedo solicitar esa sesión de coaching gratuita o descargar ese e-book? Pónselo a huevo. En mi post Cómo mejorar la usabilidad web para impulsar tu negocio online te explico cómo.

Solución: Hay cientos de formas, por lo que no puedo describirlas aquí. Pero vamos, simplemente con añadir algo llamativo al final de las páginas estáticas. O en las barras laterales del blog. Algo que contenga un enlace a tu página de contacto. “¿Te gustaría probar el coaching? Solicita tu sesión gratis”, por ejemplo. Esto es infinitamente más efectivo que no poner nada.

También están los pop-ups, las barras que aparecen arriba o abajo, etc.

Hay otras llamadas a la acción menos explícitas, como un enlace clásico. Los que has visto por este post, por ejemplo, son llamadas a la acción que yo llamo implícitas.

diseño web para coaches

Razón 8: poner la info del coach en portada

Madre mía, qué manía. Otra cosa que supera mi entendimiento. Pero qué afán de protagonismo tienen algunos coaches.

El coaching es básicamente escuchar y dejar que tu cliente sea el protagonista. ¿Cómo es posible que tantísimas webs de coaching reflejen todo lo contrario?

Imagina que entras en una tienda de zapatos. ¿Esperas que el dependiente o la dependienta te cuenten su vida en verso? ¿Que te cuenten por qué su tienda es la mejor tienda de zapatos del mundo mundial? ¿O que te cuenten cómo llegaron a hacerse dependientes o dueños de la tienda? ¿Verdad que no te importa?

Pues ahora traslada ese mismo concepto a una web de coaching. ¿Cómo vas a poner en primera plana tu vida en verso? Al usuario le importa resolver su problema. No le interesa lo que tú has pasado hasta que conociste el coaching. Tampoco cómo tú llegaste hasta el coaching, ni cuantísimos masters y certificaciones tienes.

¿Quién es el protagonista?

Sí, por supuesto, pon una página sobre ti, pero que esté más bien al fondo. En primera instancia, al usuario no le interesa quién eres todavía. Le interesa que en la primera página le des la sensación de que puedes resolver su problema o necesidad. ÉL O ELLA SON LOS PROTAGONISTAS, NO TÚ. Grábatelo.

Cuando ya esté más interesado en lo que ofreces y se sienta a gusto en tu sitio web, habiendo dado una pequeña vuelta por ella, entonces sí. Se interesará por ti, quién eres, etc., para intentar un acercamiento más personal. Si desde la primera página o la segunda estás hablando de ti, no se sentirá acogido ni protagonista. Así que ni hará el intento de contactar contigo.

Errores de diseño web para declararla oficialmente zombi. En ese artículo encontrarás más info sobre este y más errores.

Solución: bien fácil. Traslada tu página de tu perfil (Quién soy, Sobre mí, etc.) a las últimas de la web. En mis diseños web suelo colocarla en penúltimo lugar, entre Contacto y Blog. No te enrolles demasiado, aun poniendo la página sobre ti en último lugar. Simplemente sé tú misma/o, habla al usuario como si estuviese contigo y te preguntase qué haces profesionalmente. No sobrepases las 300 palabras y deja las titulaciones para lo último… ¡antes de la llamada a la acción!

Razón 9: no tener nociones básicas de diseño web, palabras clave y SEO

Esto es ya algo mucho más técnico, y también es bastante lógico.

Lo malo de esto es que hay mucha infoxicación.

Por ejemplo. Algunos clientes, al contactar conmigo, insisten en que su objetivo número 1 es obtener suscriptores. Que quieren tirar por ahí.

  • En primer lugar. Dudo mucho que el objetivo número 1 de ningún negocio online sea adquirir suscriptores. El objetivo número 1 de casi todos, si no todos, es OBTENER CLIENTES. Obtener suscriptores puede ser un medio (no un objetivo) para, después de una ardua tarea de marketing, tratar de convertirlos en clientes.
  • En segundo lugar. El email marketing, que es la única estrategia para la cual te pueden servir tus suscriptores, es una estrategia difícil, dura, laboriosa, compleja y de resultados muy lejanos en el tiempo, si los hay.

Otros clientes, llegan con sus conocimientos de posicionamiento, pensando que se lo saben bastante bien. Pero les preguntas sus palabras clave y te dicen cosas como: coaching, coaching ejecutivo y cosas así. Les preguntas su nicho de mercado y te dicen que todo el mundo o cosas como mujeres ejecutivas de 35 a 55 años. Mal vamos.

Otros insisten en que quieren tal y cual diseño. Entras en las webs que te dan de ejemplo y no puedo por menos que quitarles la idea de la cabeza, no solo por la estética. Es que esos ejemplos, por lo general, son la antítesis de la usabilidad, la eficiencia o el rendimiento.

Leer 200 posts sobre algo no es informarse ni saber sobre ello

Todo lo anterior es generado por la infoxicación que hay en internet sobre todos estos temas. Pero ay, amiga, leerte 200 posts sobre email marketing, posicionamiento o diseño web me temo que no es, ni por asomo, suficiente. Seguramente unos te dirán que vayas por aquí, otros por allá, otros por allí… Al final lo único que consigues, aunque no lo percibas, es liarte.

No les culpo, ya que se lo han currado, la verdad. Pero al final en realidad lo que consiguen así es albergar muchas ideas preconcebidas y prejuicios sobre algo que realmente desconocen casi por completo. De lo contrario, no me contratarían, ¿cierto?

Solución: En temas tan técnicos como el diseño web, que no es solo la apariencia y ubicación de elementos, el marketing online, o el posicionamiento, si eres coach, mejor déjaselo a los expertos. De lo contrario, 9 veces de 10, lo que obtendrás como resultado es frustración por la pérdida de tiempo, esfuerzo y a veces incluso dinero. No serías el primer coach que tiró la toalla y desistió de vivir del coaching porque su web no le daba resultado, ni serías el último. ¿Por qué arriesgarte a fracasar si tienes cientos de profesionales del diseño web que te pueden orientar?

Razón 10: no usar las Redes Sociales o usarlas sin enfoque claro

Digo siempre que, por lo general, tus clientes no llegarán por las redes sociales. Pero esta afirmación no es del todo cierta. Ese “por lo general” tiene en cuenta que normalmente nos ponemos a compartir nuestros posts en las redes sin ton ni son, sin apuntar a un nicho específico de mercado.

Esto es muy importante si quieres que algunos clientes te lleguen gracias a las redes sociales.

Ten en cuenta que, al compartir un post en Twitter o Facebook, lo que va a ocurrir es que atraerá visitas de gente a quien tal vez le causa curiosidad el título o incluso el tema, pero nada más. No es que están interesados en tus servicios. Es como ponerle delante el periódico a alguien que no suele leerlo mientras desayuna. Seguramente hoy, ya que está ahí, empezará a hojearlo. Pero por pasar el tiempo, no porque esté realmente interesado.

Enfoca hacia tu target de audiencia, es decir, tu cliente potencial

Por eso es importante encontrar a esas personas en las redes sociales. Tanto en Twitter como en grupos de Facebook, por ejemplo. Igualmente en LinkedIn o en Google+. Si logras conectar con un grupo o varios que potencialmente estarán interesados en tus servicios, y mantienes una relación más o menos estable, esta es una de las mejores formas de adquirir clientes en el futuro.

Solución: volvemos al tema del nicho de mercado. No puedes encontrar en las redes sociales grupos que te necesiten, si no tienes claro qué necesidades cubres para esos grupos específicamente. Pongamos como ejemplo un coach que quiere dedicarse al coaching empresarial. Tendrá que empezar a establecer una relación con empresas que tengan perfil y grupos en Twitter, Facebook, LinkedIn y Google+.

Si has hecho el ejercicio (elemental) de identificar las necesidades de estas empresas en relación con lo que tú ofreces, tendrás que compartir con ellos información que les interese, que les ayude e incluso que les resuelva, gratuitamente, algún problema. También puedes presentarte a ellos en las diferentes redes, explicando brevemente lo que haces y que estás a su disposición. Asegúrate de que mencionas esas necesidades que ya conoces. De este modo empezarás a crear marca (dejar huella en su mente) y te tendrán en cuenta. Si no es hoy, tal vez pasado mañana.

Conclusión

Al final, no te creas. Del post sobre el que se supone que iba a basar las 10 razones, he usado más bien poco. De todos modos, como te prometía, aquí abajo tienes el enlace.

Espero que te haya sido útil y puedas empezar a implementar algunos de esos cambios desde ya.

Si tienes una web ya o estás pensando en tener una, ¿cuál o cuáles de los errores te parece que hayas cometido? ¿Cómo vas a solucionarlos?

Deja tus comentarios o cualquier duda que tengas; ya sabes, sigo por aquí intentando ayudarte.

El post que inspiró, en principio, este artículo: 10 Reasons most life coaches websites fail.

Crédito Imagen Portada | Freepik

Deja un comentario

Últimas publicaciones

Aviso Legal

La propietaria de esta web (parte de End2EndCoaching) y su contenido es Dña. Esther Roche Polo, en adelante “la propietaria”. Queda prohibida la transmisión, cesión, venta, alquiler y/o exposición pública de esta web sin la expresa autorización de su dueña.