Diseño de Páginas Web para Psicólogos, Coaches y Terapeutas
★ DISEÑADOR WEB EN WORDPRESS ★ Móv: 658810144

¿No se te ocurre nada que escribir en tu blog?

¿Que no se te ocurre nada que escribir en tu blog? Lo solucionamos

Si no se te ocurre nada que escribir en tu blog, no esperes. Sí, no esperes a que te llegue la inspiración. Eso de que la inspiración tiene que llegarte por ciencia infusa o por arte de magia, es una falacia. La inspiración se busca y se encuentra.

Cuando no se te ocurre nada que escribir en tu blog, tienes un problema. Y grave. Pero no te preocupes, que lo vamos a solucionar. Parece que no, pero es relativamente fácil.

Muchos de mis clientes, de los que les diseño la web de cero y nunca han tenido una antes, o apenas han escrito en sus blogs, me dicen que es que no se les ocurre nada que escribir en el blog y yo les contesto: “No te creo”.

ideas para escribir en tu blog

Ideas para escribir en tu blog

Como en el 90% de los casos diseño webs de coaching, voy a centrarme en los coaches a quienes no se les ocurre nada que escribir en sus blogs, ok? Pero los ejemplos son totalmente aplicables a otras temáticas.

Si tienes una web de coaching, tanto nueva como menos nueva, quiere decir que tienes un montón de conocimientos sobre este tema, ¿correcto? Así que, de entrada, no me puedes decir que no se te ocurre nada que escribir en tu blog, porque estoy segura de que tienes mucho que decir.

¿Cómo? ¿Que no se te ocurre nada que escribir en tu blog? Mira esto.

Vamos a ver unos cuantos puntos para que te animes y para que empieces a escribir desde hoy mismo.

No hace falta ser Cervantes

Una de las razones que me presentan mis clientes: “Es que no se me da nada bien escribir”. Al 99% de los blogueros que hoy existen jamás les publicarían un libro, porque no son Shakespeare ni Cervantes, ni Gloria Fuertes. Simplemente sus contenidos interesan y lo más importante, escriben de forma muy personal.

No hace falta ser Cervantes, solamente tener algo interesante que compartir con tu audiencia y escribir como si estuvieses hablando con ellos. Ser desenfadado, no escribir con términos complejos ni de forma demasiado académica. Esto no “vende”.

Habla de lo que sabes

Si tu blog es de coaching, ¡madre mía! ¡Es que no me puedes decir que no se te ocurre nada que escribir en tu blog! ¡Imposible! Desde la definición de coaching, hasta cómo funciona, o la historia del coaching, pasando por los diferentes tipos que hay, distintas escuelas, cómo lo haces tú, qué herramientas utilizas, en qué áreas te centras más normalmente en un proceso, cuáles son las limitaciones humanas más comunes según tu opinión, qué son las creencias, el miedo, las excusas, los hábitos, los niveles lógicos del pensamiento, la zona de confort… en fin, todo esto me ha salido de carrerilla. A ti te tienen que salir 499 temas más, como poco, así que no me digas que no se te ocurre nada que escribir en tu blog.

Habla de subtemas de lo anterior: desarrolla

A mí me pasa constantemente, de hecho, tengo un listado de posts pendientes que ni te cuento. Lo que quiero decir con que hables de subtemas es que, al escribir un post sobre un tema, seguramente te gustaría extenderte mucho en la explicación de algo que estás mencionando, ¿tanto como para escribir un post, puede ser?

Por ejemplo: si escribo sobre el coaching y menciono que hay 4 escuelas de coaching, ¿por qué no escribir un post adicional sobre cada una de ellas? De esta forma, no solo ya no puedes decir que no se te ocurre nada que escribir en tu blog, sino que además podrás poner enlaces internos desde la mención a esas 4 escuelas del post sobre coaching en general, hacia sus posts correspondientes. Esto es beneficioso para el SEO y forma parte del diseño web.

Esto mismo puedes hacer con todos tus posts, sacar el jugo a cada uno de ellos, inspirándote por ti misma/o. Imagina que al final haces esos otros 4 posts sobre las escuelas (el coaching pragmático, el humanista, el filosófico y el ontológico). ¿No se te ocurre que de cada uno de ellos podrías sacar tipos de coaching, por ejemplo? O incluso, un post que fuese algo como “Diferencia entre tipos de coaching y escuelas de coaching”.

En fin, podría seguir poniendo ejemplos hasta el infinito.

Vuelve sobre tus propios posts

Como lo ideal es escribir frecuente y regularmente, puede ocurrir que llegue el día en que sueles publicar, y es que no se te ocurre nada que escribir.

Bueno, pues a veces, sobre todo en esas ocasiones, una buena práctica es volver sobre posts antiguos y sacar nuevos temas de los mismos, si no se te ocurre nada que escribir en tu blog para esa semana o cuando toque. Lee un par de ellos o tres por encima y mira a ver si te inspiran un nuevo artículo.

Habla de tu experiencia

También puedes escribir sobre el tipo de coaching que tú ejerces. Así es, si tu foco está en hacer coaching para mujeres ejecutivas, qué menos que escribir un post sobre ello. Sí, aunque tengas una página con ese mismo nombre. Lo único que tienes que hacer es tener mucho cuidado de no poner exactamente la misma URL o el mismo título.

Por ejemplo: la página estática podría ser coaching para mujeres ejecutivas y el post “Cómo funciona el/de qué va el/qué es el/quieres probar el/… coaching para ejecutivas”. Fíjate si tienes opciones y posibles posts.

Siguiendo con lo de hablar desde la experiencia, pues eso, puedes escribir algunos posts, siempre que sea posible, con tus palabras clave, que cuenten experiencias propias, consejos, recomendaciones, problemas típicos, cosas a evitar, etc. También puedes hacerlo desde el punto de vista de “quien ya ha pasado por…” ese problema o necesidad. Como que da un punto más de credibilidad y también de empatía: “Yo he pasado por lo mismo que tú, por eso te entiendo perfectamente”.

Habla a tus clientes potenciales

Ten en cuenta que tus clientes potenciales tienen problemas o necesidades que tú puedes satisfacer, por eso es casi imposible que no se te ocurra nada que escribir en tu blog, porque siempre habrá cientos de problemas y necesidades que necesitan solución.

Háblales directamente, y trata de ayudarles a solucionar ese problema que tienen a través de tus posts. Yo estoy haciendo eso ahora, fíjate en este post como ejemplo (bueno, y en cualquiera de Coach2Coach, para el caso).

Para lo anterior, es imperativo que tengas clarísimo tu nicho de mercado. En el blog de Coach2Coach tienes docenas de posts sobre este tema y su importancia si quieres conseguir clientes. También es esencial que sepas qué es lo que más les preocupa que tú puedas solucionar con tus servicios. Siempre hay varios problemas o necesidades, así que tienes oportunidades casi infinitas para escribir en tu blog.

Siguiendo con el ejemplo del coaching para mujeres ejecutivas, pregúntate: ¿Cuál es una de las preocupaciones/necesidades/problemas más comunes en este grupo homogéneo de personas? ¿La conciliación? ¿La organización del tiempo? ¿Problemas de pareja? ¿La presión de la sociedad para que sean súper mujeres o súper mamás o súper lo que sea? Ahí tienes varios posts.

Lee para escribir

Muchas veces la inspiración se abre camino con muy poquita ayuda. La de una simple lectura que te toca alguna fibra. Si tienes poco tiempo de leer, te aconsejaría que hicieses lectura rápida, pero en cantidad. Si sabes inglés, lee posts también en ese idioma.  Añade en los favoritos de tu navegador los blogs que más te gusten y busca inspiración en ellos. Muchas veces se encuentran posts sobre los que te apetece desarrollar artículos propios.

No dejes escapar la inspiración

En otros puntos al principio te decía que no si no se te ocurre nada que escribir en tu blog, puedes volver sobre posts antiguos y/o desarrollar temas de los que ya has hablado antes, tal vez u poco por encima.

Hay veces que ocurre lo contrario. Se te ocurren posts cuando no puedes escribirlos. Para esas ocasiones es bueno tener siempre una libreta de notas a mano y escribir el título, tal como se te ocurra (ya lo mejorarás a la hora de la redacción si es necesario) y de qué irá más o menos.

escribir en tu blog

Si no se te ocurre nada que escribir en tu blog no te dejes llevar por el desánimo, la inspiración llega.

Yo tengo libretas por todas partes (aunque eso ya es neurosis mía). Tengo una en la mesita de noche, otra en el bolso, varias en el escritorio y otra en la mesa del sofá. Cuando se me ocurre algo lo apunto inmediatamente. Después tengo otra libreta (sí, ya te digo que lo mío con los cuadernos es enfermizo) donde recopilo todos los títulos de posts por un lado, títulos de libros y temas por otros, ideas por otro, citas… etc. Así no se me pasa ni uno. De hecho, tengo más posts pendientes de los que creo podré escribir in my lifetime. Los voy priorizando y ya está. Por ejemplo, estos son algunos de los que dudo escriba algún día, a menos que esté algo desesperada:

  • La visión holística del diseño web
  • La autoridad de una página web
  • Definiciones de términos de SEO que debes conocer
  • Qué tienen en común un coach y un buen bloguero

Ves, yo tengo algunos de esos títulos apuntados desde hace más de un año, y nunca les llega el momento, porque siempre se me ocurren otras cosas que escribir. Pero el día que no, pues tendré que elegir. Será difícil, porque aquí solo ves cuatro, pero hay cerca de 40.

La creatividad no es cosa de genes

Todos nacemos creativos. La imaginación es uno de los mayores recursos del ser humano. Si, aparentemente, “no somos creativos”, es porque con el crecimiento empezamos a dejar de utilizar esta capacidad extraordinaria. Pero sigue ahí, latente. De modo que no digas que no se te ocurre nada que escribir en tu blog. Es algo temporal, hasta que empieces de nuevo a generar ideas, que a su vez generarán más ideas.

Porque, como verás, una vez entras en la dinámica de escribir, la inspiración no te abandona. De hecho, creo firmemente que la creatividad se alimenta de la propia creatividad y es como un bucle. Empiezas, sigues, te enrollas y no tiene fin. A veces son tantos los posts que tengo anotados ahí pendientes que es cuando digo “¡Aaaahhh! ¡No se me ocurre nada que escribir en mi blog!” pero es porque tengo demasiado y no sé qué elegir.

Espero que eso mismo sea lo que te pronto te ocurra a ti. Que no se te ocurra nada que escribir en tu blog, pero por exceso, no por defecto.

Muchos éxitos.

Créditos Imágenes | Diseñadas por Freepik

1 comentario
  1. Otro ejemplo. Recientemente he estado escribiendo un mega post que he tenido que dividir en 4 partes. Es el que ves arriba, sobre Cómo conseguir clientes de coaching con la sesión gratuita. Pues bien, al final del último post pensé: “y por qué no hacer una serie completa sobre ventas, diseño web, etc. para los coaches?”
    Pues en ello estoy, preparándola.
    También hace muy poquito empecé a escribir sobre buenas razones para usar wordpress para hacer tu web. Bueno, pues ese post me llevo a buscar … a ver qué famosos usan wordpress… e hice también un post… después pensé: “aha! y por qué no un post sobre los tipos de web que se pueden hacer en wordpress? Mucha gente piensa que son los tres típicos, pero qué va! Hay desde tiendas online hasta webs para bolsas de trabajo, foros, crear con wordpress tu propia red social… Ese es para la semana que viene… y ya tengo pensado el siguiente…

    En fin, como ves, solo hace falta empezar a escribir para que se te ocurran cantidad de cosas.
    Te animas a comentarme algo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

diseño web wordpress coach2coach

Amamos lo que hacemos.
Nuestros clientes lo notan

SÍGUENOS

CONSULTA SIN COMPROMISO

Si tienes cualquier duda o consulta, ponte en contacto. Será un placer atenderte.

AVISO LEGAL y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

RGPD, Cookies, derechos de autor, etc. Ir al documento completo de Aviso Legal y RGPD