Diseño de Páginas Web WordPress para Coaches y Terapeutas
★ DISEÑADOR WEB EN WORDPRESS ★ Móv: 658810144

Por qué Necesitas un Plan de Diseño Web y Marketing

¿Cuál es el error más común y grave de un coach que pone su negocio online?

Hacerlo sin un plan de diseño web y marketing online definido previamente. Y no es un chiste.

pasos de plan de marketingLo veo cada día. Uno tras otro, uno tras otro. Y no te creas, a mí también me pasó. Y me pasó durante un tiempo que ojala ahora pudiese recuperar. El tiempo es mi bien más preciado porque no hay nada que lo pueda sustituir, reemplazar, volver atrás, comprar…

El Plan de Diseño Web y Marketing Online es Imprescindible

Hay dos cosas (al menos) en la vida cuyo fracaso es casi seguro si no se tiene un plan:

  • el emprendimiento de cualquier tipo y
  • el diseño web.

Tanto emprender como el diseño web requieren mucha reflexión, planificación y anticipación. Sobre emprender ya he escrito lo indecible en mi blog de Coaching Personal y Coaching para Emprendedores. Aquí toca escribir sobre la necesidad de un plan diseño web y de marketing al poner un negocio online y lo que implica, habiendo pasado por ello, no solo personalmente sino ya con la experiencia de muchos clientes a mis espaldas.

Las prisas nunca fueron buenas y la vehemencia tampoco

Reflexión, planificación y anticipación no son sinónimos de retraso ni de postergación. No necesariamente. Al contrario, tu plan de diseño web y marketing online puede y debe ser un adelanto y un ahorro tanto de tiempo como de dinero, que no están las cosas como andar derrochando, ¿verdad?

No sé si eres coach y si te reconocerás en el siguiente relato, yo hablo desde la experiencia y reconozco que, cuando uno se certifica o le dan su titulación de coaching, sale intensamente motivado, con un torbellino de ideas en la cabeza y de sensaciones en el corazón. Es un “chute” de adrenalina tan fuerte que se mantiene ahí durante varios días o incluso puede que semanas y hasta cuando duermes. Pero lo habitual, además de eso, es saltarnos el plan de diseño web y marketing online a la torera.

Lo primero: las tarjetas y la web, urgente

ERROR, pedazo de error. No que quieras diseñar la web y hacerte unas tarjetas de visita. Sino lo de urgente. No, no. No es urgente. Es importante. Y por eso precisamente requiere planificación.

Una de las primeras cosas que uno piensa en esos inicios no es el plan de marketing online. Es en el logo, las tarjetas de visita y en diseñar la web. ¿Sí o no? Yo lo reconozco. De hecho, fui la primera de mi promoción en diseñar mi web, y sin un plan de diseño ni de marketing online hechos y derechos. Qué poco sabía por aquel entonces que el diseño web no es solamente cuestión de apariencia.

La gente lo flipaba con mi primer diseño web y yo, tan contenta. Con semejante feedback que recibía de mis compañeros de Coaching, del trabajo que por entonces tenía, de mi familia, etc., ¿cómo iba a detectar nada negativo? Imposible, todo era bueno, positivo, fabuloso, extraordinario.

Pese a que soy súper perfeccionista y me costó casi un año dar mi ok a los diversos diseños de mi logo de End2EndCoaching, y a diseñar mi propia web en WordPress, me sentía satisfecha de lo que estaba consiguiendo. Aun con un plan de marketing online que era un truño, para qué nos vamos a engañar, daba por sentado que el éxito de mi web era inminente. El primer día recibí 200 visitas. Llevaba cosa de un mes y pico anunciando el nacimiento de la Rana Lozana el 1 de abril de 2012 y parece que surtió efecto… un día. Mira.

plan de marketing online

Como ves en la imagen, el día de su nacimiento oficial, el 1 de abril de 2012, en efecto, tuve casi 200 visitas a mi web, pero no me sirvieron de mucho. Al día siguiente mi alegría se transformó en desilusión porque solo tuve 47, al otro 34, 30, 28, 11, 9, 6. A diario comprobaba el número de visitas y lo único que sabía hacer al respecto era lamentarme y preguntarme: “¿Pero por qué?” Así que te puedes imaginar, o quizá este sentimiento está más cerca de tu recuerdo que de tu imaginación. Aunque estéticamente me lo había currado y la web era chulísima, mi diseño web en conjunto era un desastre.

De casi 200 visitas el primer día a 6 el 7º. ¿Por qué? La media de los 6 meses siguientes fue de 33 visitas diarias. Una catástrofe. Y aun así, me podía dar con un canto en los dientes, que al menos sabía qué era el tráfico orgánico, que había que darse de alta, usar y saber interpretar Google Analytics, que había que hacer hincapié en identificar bien las palabras clave, y mil cosas más que la mayor parte de la gente que empieza con su negocio online desconoce.

Así que todavía podía sentirme satisfecha por algo, pero ¿de qué me servía realmente? De nada.

Empecé a pensar en hacerme mi plan de marketing online pero siempre quedaba para lo último. O sea, que no llegaba a hacer nunca. Y de un diseño web en condiciones, ni hablemos. Igual que la mayoría, pensaba que el diseño web se refería al diseño gráfico, nada más. En el de marketing por dejadez, (tenía que escribir montones de posts para proveer de contenido la web, gestionar las redes sociales, monitorizar el rendimiento de la web… ¿En qué momento iba yo a ponerme a diseñar un plan de marketing?) y en el diseño web por ignorancia, mi negocio online, de momento, era un completo fracaso y me preguntaba por qué.

planificacion

La planificación y preparación adecuadas evitan rendimientos deficientes

Por aquel entonces trabajaba por cuenta ajena y el poco tiempo que me quedaba lo invertía en escribir posts y estudiar marketing online y posicionamiento (pero del diseño web, ni flores). Fíjate que estudiaba lo que es el marketing online pero no tenía tiempo de diseñar el plan de marketing. Esto sí es postergación. Respecto al diseño, no me puedo culpar ni mortificar porque, simplemente, era totalmente ajena a su existencia.

Me afanaba añadiendo contenido a mi web y estudiando pero aquello no parecía dar resultados. Leía y estudiaba cosas de diversos temas que luego me daba cuenta se contradecían entre sí y había momentos en los que me saturaba tanta información y empezaba a pensar que aquellos que decían que “hay que dejar madurar” la web tenían razón. Seguía haciendo lo mismo y seguía consiguiendo el mismo resultado. Algunas visitas más de media, algún que otro cliente como resultado, pero no había grandes cambios en cuanto al rendimiento de mi web, un rendimiento deplorable fruto de la carencia de un plan de marketing y diseño web. Seguía con esa nota de “Hacer plan de marketing online” en mis pendientes, pero nunca le llegaba la hora. Un post-it que veía todos los días y de tan visto, empezó a pasar desapercibido. Tenía mucho que hacer, y mucho más importante. 

Really?? C´mon.

Esta situación se prolongó durante esos 6 meses hasta que un día pensé: quizá necesito hacer el maldito plan de marketing online y también algo de ayuda, como inversión. Al fin y al cabo a mí esto me encanta y sé que puedo hacerlo yo sola, pero quizá más adelante. Quizá ahora necesito un plan y una base sobre la que empezar a construir. Vaya, un destello de idea. 🙂

Leer sobre cirugía no te hace cirujano

Cierto que tenía muchos más conocimientos sobre marketing online y SEO, (e incluso de diseño web sin saberlo) que la mayoría pero aun así era consciente de que no era suficiente. Y no sólo no era suficiente sino que además me estaba sirviendo de poco, porque no tenía un plan de marketing online ni un diseño web sobre el que aplicar ese aprendizaje, y además me fallaba el conocimiento base. Sabía, por ejemplo, que era importante conseguir enlaces hacia mi web desde otras webs ajenas, pero no sabía que el SEO se divide en on-page y off-page, y que eso de los enlaces de otras webs pertenecía al segundo. Sabía cosas sueltas, lo que había leído indiscriminadamente por internet.

Así que, como decía, después de 6 meses, además de mirar más y más frecuentemente y con más enojo esa nota de mis pendientes “Hacer el puñetero plan de marketing online”, literal, también empezó a rondarme la idea de que quizá había algo mal en mi diseño web de lo que yo no era consciente: “¿y quién me dice a mí que mi diseño web está bien en lo básico? A ver si me estoy aquí dejando los cuernos y esto no despega porque hay algo intrínsecamente erróneo en ella y yo ni me he enterado. O a lo mejor es que estoy esforzándome en las actividades erróneas. Por mucho que te esfuerces en algo, si es en el camino equivocado, de poco de va a servir, Roche. ¿Por qué narices no te haces ya de una buena vez el ‘mardito’ plan de marketing?”. Otra vez, el diseño web, ni está ni se le espera.

Además, una estrategia de marketing y diseño web para un negocio online no se hace leyendo posts, aunque éstos sean de los mejores profesionales. Necesitas un plan, dentro del cual se incluye una estrategia, una formación y unos conocimientos mínimos para empezar. De lo contrario pasa lo que a mí me pasó en aquellos tiempos: sabía muchos poquitos superficiales y pocos muchitos importantes, como la ignorancia en el tema del diseño web, que pensando que se trataba de tan solo apariencia, lo tenía controlado. O sea, era como si hubiese leído mucho de anatomía y cirugía y me sintiese con capacidad para operar, pero sin tener ni idea de medicina general. Imagina la hecatombe si llega una complicación en la sala de operaciones.

Por fin me hice el plan de marketing

Que es complicado y lleva tiempo y esfuerzo, desde luego. No se puede negar. Además, bajo mi punto de vista, hay que hacer primero un plan de marketing a secas y después otro dentro de éste, de marketing online. Así lo hice yo al menos. Ya que me ponía, me ponía a hacerlo bien. Seguimos sin saber nada del diseño web.

Y así, entre muchas otras cosas volvió a surgir la necesidad de formarme en marketing online. Había empezado por el final y el resultado, incluso siendo mejor que el de otros, cosa que no me consolaba, no era el que yo deseaba. Así que me di cuenta de que había perdido el tiempo durante esos 6 meses, pero podía ponerle remedio de inmediato.

En mi plan de marketing salía ya lo de “hacerme plan de marketing online” y “formación en WordPress” y “formación en marketing online”. No así el diseño web.

Lo decidí.

Primero contraté formación en WordPress, clases particulares, alguien que me explicara, por ejemplo, funciones y cosas del CMS que yo había visto en mi panel pero me daba miedo tocar. Ese formador creció a su vez tan rápido que de España se trasladó a Niza y después a Stuttgart. Es Marcel Felix (sin tilde).

Con la ayuda y formación de Marcel, no solo descubrí cómo usar más eficientemente mi gestor de contenidos favorito, WordPress, sino que también me ayudó a gestionar mi web para aumentar su rendimiento y me motivó a seguir descubriendo y aprendiendo sobre diseño web en WordPress sobre todo, pese a que seguía pensando que el diseño web era… eso, una cara bonita.

Para entonces, End2EndCoaching ya tenía seis meses. Seis meses de quebraderos de cabeza que me podía haber ahorrado, pese a todo lo que aprendí por el camino. Si hubiese hecho la inversión necesaria en cuanto tuve mi dominio, en lugar meses más tarde, End2EndCoaching habría despegado mucho antes.

Al menos la experiencia me sirvió para poder escribirte esto

En fin, noté una gran mejora a partir de septiembre. De 6000 visitas en 6 meses, pasé ahora a 12000 visitas en 3 meses. Tremenda diferencia, eh?

por que un plan de marketing online y posicionamiento

Para alguien que no dispone de otro medio de hacerse conocido (recuerda que por aquel entonces trabajaba a tiempo completo), esta era mi única forma, la web y su rendimiento favorable, si quería alguna vez dejar mi trabajo “al uso” y dedicarme a lo que de verdad me apasionaba.

No conforme con la gran mejora que End2EndCoaching había experimentado, quise mejorarla aún más.

Después de conocer WordPress, no sólo como CMS sino como herramienta de diseño web, y cómo gestionarlo mucho mejor, hablé con uno de mis clientes de Coaching para Emprender, (el primero de mis clientes de hecho), de Barcelona. Aunque no se dedicaba a ello como tal, era experto en todo esto del diseño web y el posicionamiento, pero a gran escala. Se me ocurrió que podríamos hacer un trueque. Le sugerí intercambiar las sesiones de Coaching por una auditoría interna de mi web y las correcciones necesarias que se derivaran de ella. Oriol, que es un sol, estuvo de acuerdo y además me enseñó cosas de diseño, marketing y posicionamiento que anteriormente desconocía, por mucha literatura que hubiese leído al respecto.

Con las mejoras que Oriol me ayudó a implementar sobre el diseño de mi web, mira lo que pasó en los tres siguientes meses:

para qué un plan de marketing

A ver, que tampoco es algo supremo, la media de visitas es de 222 diarias, que no es para echar cohetes. Sin embargo a mí este chute me llenó de energía y el resto es ya historia. Aquí, con Oriol, fue donde empecé a comprender que el diseño web no es tan solo apariencia y diseño gráfico. Aprendí que el diseño web incluía eso, pero también unos factores importantísimos para el éxito de un negocio online, que son la usabilidad, la funcionalidad y la estructura. Todo eso es diseño web y yo era totalmente ignorante al respecto.

Y la historia es que de mis dos webs obtengo el 96% de mis clientes.

Por tanto, lo de “deja que madure” es MENTIRA

No he oído tontería más grande. A ver, que o la dejas en manos de un experto, o te lo montas para hacerla madurar tú, que ella sola te aseguro que no va a madurar. No estamos hablando de la fruta ni de un ser humano. El posicionamiento orgánico no se logra por arte de maduración, por muy orgánico que sea. El diseño web, saber los elementos que hacen que un usuario siga interesado en navegar, que ello le sea fácil, que la web no tenga errores de base, como es el caso de la mayoría (de ahí que el 1 de cada 10 web sea invisible), conocer el efecto de las redes sociales, del email marketing, de ciertos elementos del diseño gráfico, etc., todo ello es imprescindible para obtener un rendimiento básico de un negocio online, nada de dejar que madure.

Si yo hubiese dejado que End2EndCoaching madurase por sí misma, te aseguro que hoy seguiría trabajando en aquella multinacional que se llevaba 12 horas de mi día por cuatro perras.

Si no hubiese contratado a Marcel primero y a Oriol después, con toda seguridad tendría algunas visitas más de media, pero no habría conseguido ni la mitad de clientes. Porque no se trata solo de escribir cientos de posts ni de ponerlos en las redes sociales ni de conseguir cientos o miles de suscriptores.

Se trata de diseñar la web bien desde el principio para no perder un tiempo que, no sé en el tuyo, pero en mi caso, es lo más preciado que tengo.

Imágenes: Meetville | Keenability

Deja un comentario

Últimas publicaciones

Aviso Legal

La propietaria de esta web (parte de End2EndCoaching) y su contenido es Dña. Esther Roche Polo, en adelante “la propietaria”. Queda prohibida la transmisión, cesión, venta, alquiler y/o exposición pública de esta web sin la expresa autorización de su dueña.