Diseño de Páginas Web WordPress para Coaches y Terapeutas
★ DISEÑADOR WEB EN WORDPRESS ★ Móv: 658810144

¿Por qué mi Web de Coaching no funciona como las de otros?

¿Por qué mi Web de Coaching no funciona como las de otros coaches?

Tal vez te has preguntado en alguna ocasión por qué tu web de coaching, psicología, terapia, etc., no te está sirviendo para captar clientes. O por qué no tiene el éxito que parecen tener otras webs de compañeros de profesión que ves por ahí. Vamos a descubrir algunas de las razones,… Pero no te dejes tampoco cegar por las apariencias. Una cosa es que parezca que la web de Fulanito va fenomenal, y otra cosa es que realmente funcione fenomenal. En la mayoría de los casos, 90%, las webs de coaching no funcionan. Es decir, no captan clientes potenciales. Ni siquiera tienen visitas apenas. Así que no te me musties, ¿vale? Que no eres el único o única.

Mi sitio Web de Coaching no funciona

Antes de nada, ¿qué significa que tu web de coaching “no funciona”? Ya explicaba algo parecido en otro post anterior: ¿Por qué la mayoría de Webs de Coaching Fracasa? En ese artículo te doy algunas razones más de las que vas a ver aquí. Decía que qué significa que tu web de coaching no funciona.

Tu web de coaching puede estar en marcha, totalmente operativa y técnicamente impecable y a la vez no “funcionar”.

Cuando algo funciona significa que cumple su función, que logra su objetivo. ¿Sí o no?

Cuando un sitio web de coaching, por muy operativo que esté, fue concebido para adquirir clientes potenciales, pero no lo hace, no está funcionando. O es de mala calidad o su “estado de salud” es bastante precario.

Cuando algo no logra realizar la función para la que se creó, aun estando técnicamente operativo, es que no funciona.

Así pues, lo primero que tienes que preguntarte es: ¿Qué quiero que mi web de coaching haga por mí? ¿Cuál es su objetivo, su función?

El objetivo de mi Web de Coaching es…

Estar online, a secas

Es posible que el objetivo de tu web de coaching sea sencillamente estar online. Tus pretensiones no van más allá de tener presencia en internet, a modo de tarjeta de visita. Llegarán a la página, por ejemplo, los que tengan tu tarjeta de visita. Has hablado ya con ellos personalmente o alguien les ha hablado de ti. O tal vez es que ya son clientes tuyos.

La presencia online no suministra clientes potenciales. Es básicamente información.

Expresarme en el blog, sin más aspiraciones

Somos muchos los que tenemos necesidad de escribir y expresarnos. Aunque somos conscientes de que, posiblemente, llegamos a una audiencia muy reducida, nos da lo mismo. Ya crecerá, o no. Tampoco pretendemos ser superventas con nuestros artículos del blog.

En este caso, tenemos que ser muy, muy conscientes de que entonces las ventas no van a llegar. El público al que estamos llegando con nuestros artículos, aunque les gustemos, NO ES nuestro cliente tipo (nicho de mercado).

Esto es lo mismo que la mera presencia online. No proporciona clientes potenciales, por lo general. Es posible, aunque poco probable, que suene la flauta alguna que otra vez. Pero no esperes que tus lectores se conviertan en clientes.

Conseguir que me contacten clientes potenciales (o sea, ventas)

Seguramente ya sabes que hoy día casi todos los negocios con miras al éxito, tienen una página web. Pero no una web con los objetivos que acabo de poner arriba, que se resumen en “estar en internet”. No. Un negocio que se precie quiere conseguir clientes también online. Muchos ya solamente utilizan este medio y la cifra va en aumento.

Pero tener una web de coaching que funcione, o sea, que consiga clientes potenciales, no es cosa fácil. Este post va a intentar desentrañar las razones por las que la mayoría de las webs de coaching no funcionan. 

Cuando hablo de webs de coaching también me refiero a webs de psicología, terapia, etc.

web de coaching psicologia terapia no trae clientes

¿Por que mi web de coaching, psicología, terapia… no me trae clientes?

En definitiva, si quieres estar a la altura y acorde a los tiempos que corren, tienes que lograr clientes a través de tu web de coaching. De lo contrario estás perdiéndolos en favor de los coaches que tienen una web que sí funciona.

Vamos a ver por qué.

Razones por las que tu Web de Coaching no funciona

Si de verdad quieres saberlo, te rogaría que leyeses este post muy atentamente.

Sé que es largo, pero te aseguro que tiene muchas claves importantes para el éxito de tu negocio online. No dejes de poner toda tu atención. Si es necesario, imprímete el artículo o fracciona su lectura, pero léelo completo.

Hay cientos de razones por las que tu web de coaching puede no estar dándote los resultados que te gustaría. Te fijas en las páginas de otros y, aparentemente, les va fenomenal. Te preguntas por qué a ti no. ¿Por qué a ti no te salen clientes por internet?

¿Por qué no logras que la gente que llega a tu web te contacte para una sesión gratis o pedir info sobre lo que haces, o un presupuesto, por ejemplo? Respuesta:

¿Dónde en tu web de coaching le indicas al usuario que debería hacerlo? ¿Se lo sugieres claramente? Este es uno de los errores que verás después.

Como hay cientos de razones, aquí te voy a poner algunas de las más comunes. Pero la razón última es un diseño web deficiente. El diseño web no solo concierne al aspecto. De hecho, el aspecto es lo último en que debemos centrarnos si queremos que una web funcione. Para mí, lo más importante del diseño web es precisamente el trabajo previo al aspecto, que es la base, los cimientos del negocio online.

Un buen diseño web es el que tiene en cuenta:

  • desde tus objetivos
  • hasta los detalles de su apariencia,
  • pasando por saber identificar los términos que tus clientes potenciales podrían estar tecleando en Google para encontrar un servicio parecido al tuyo,
  • saber guiar al cliente potencial dentro de la web y muchas cosas más.

Por eso el diseño web no es fácil. Tampoco es cierto que cualquiera puede hacerlo. Y menos si se trata de algo serio como un negocio online.

Como hemos visto, lo primero que hay que tener en cuenta para cualquier sitio web es tener muy claro su objetivo. Si para ti el objetivo de tu web es cualquier cosa distinta de conseguir clientes potenciales, no sigas leyendo, porque este post no te va a ayudar.

Así que, primer motivo por la que tu web de coaching (psicología etc.) no funciona

#1: No has identificado un objetivo

Aunque parezca algo tan obvio, en realidad la gente al hacer su web de coaching no piensa en sus objetivos. Cada vez que tengo conversaciones con mis clientes potenciales (coaches, terapeutas, psicólogos, formadores, etc.), esta es una de las primeras preguntas que les hago. Las respuestas son casi siempre las mismas. Variaciones de lo siguiente… Quiero…:

  • … tener más visitas a mi web de coaching
  • Construir una marca personal
  • Ser un referente online de coaching
  • Tener muchos suscriptores a mi blog
  • Ayudar a la gente que lo necesita con el coaching, psicología, …
  • Que la gente comparta mis artículos en las redes sociales…
  • Etc.

Todo esto está muy bien. Pero ninguno de los anteriores son el objetivo último y real de tu web de coaching (ya hemos aclarado un poco más arriba que este post va dirigido a quienes quieren clientes, ventas, a través de su sitio). El objetivo real y último es que tu web de coaching sea capaz de conseguirte clientes potenciales.

Eres coach, esto tiene que sonarte

Si no determinas el objetivo real y último de tu web de coaching, es imposible que su diseño pueda estar enfocado a ese objetivo.

Si eres coach, como yo, seguro que esto te suena mucho, ¿verdad? Una de las premisas del coaching más pragmático es que no podemos dirigirnos a un sitio que no sabemos cuál es. O sea, que no podemos lograr lo que queremos si antes no identificamos qué es eso que queremos.

Pues con el diseño de tu web de coaching sucede lo mismo. La identificación del objetivo es primordial para después poder planificar cómo alcanzarlo.

#2: Has hecho la web de coaching tú mism@. Esto no es bricolaje

En la actualidad hay cientos de tutoriales de cómo hacer una web tú mism@. En realidad, lo que es hacer una página web en WordPress, por ejemplo, técnicamente es muy fácil. Fíjate que digo “técnicamente”. De hecho, hasta yo tengo un tutorial de tres horas y media con el que puedes hacer tu propia página web. Pero ya lo advierto en el vídeo: será una web básica, que sirve únicamente como tarjeta de visita.

diseñar web de coaching

Diseñar una web de servicios como coaching, psicología o terapia, es complejo y no cualquiera puede hacérsela personalmente. El diseño web, si vas en serio, has de dejarlo a un profesional. El diseño web no es DIY.

Realmente se trata de seguir unas instrucciones, bastante intuitivas y fáciles en cuanto te pones. Con WordPress, en muy poco tiempo puedes aprender a añadir páginas a tu menú de navegación, publicar artículos, agregar imágenes, modificar cosas del tema de WordPress e incluso colocar enlaces.

Pero, ¿crees que saber los aspectos técnicos de WordPress te hace un experto en diseño web? No. Te hace usuario, tal vez avanzado, de WordPress. Nada más. El diseño web es mucho más complejo.

La sobre-democratización del diseño web en los últimos años ha dado la falsa idea de que cualquiera se puede hacer su sitio web y que sea un éxito. Esto es una falacia. Hacen falta años de estudio y experiencia para que un usuario neófito se convierta en algo parecido a un diseñador que consigue que una página web funcione.

#3: No sabes muy bien qué hacer con ella

Dicen por ahí en internet que, para tener éxito con tu página web, tienes que publicar muchos artículos y compartirlos en las redes sociales. Así conseguirás cada vez más seguidores y suscriptores. Y, con ello, un porcentaje de los mismos, se convertirán en ventas reales.

Deja que te abra los ojos. Lo anterior es verdad solamente en parte, porque ser muy conocido en las redes sociales no es garantía de éxito ni de ventas. No es oro todo lo que reluce. Una cosa es lo que la gente aparenta y otra cosa es la verdad.

Lo tengo comprobadísimo.

web de coaching no clientes

Las apariencias engañan

Hay gente que en las redes sociales trata de hacer creer a sus seguidores que les va fenomenal. Se dedican a hacer alarde de sus miles de fans, de sus viajes exóticos y de lo bien que les ha ido usando sus propios métodos, que a su vez es lo que venden. A juzgar por todo ello, sus páginas web también son la repanocha. Les deben de mandar cientos de clientes al mes. Son páginas web súper bonitas y parecen muy efectivas.

¿Sabes por qué conozco tantas de estas webs y perfiles sociales?

Muchos de mis clientes me dan estas webs (de coaching o no) como ejemplo para pedirme que la suya sea igual, para tener el mismo éxito: “Esther, me gustaría que mi web fuese así, como la de… o la de… o la de… Es que esta chica es buenísima, y mira qué web tiene, le va fenomenal. A mí me encanta”. Normalmente me dan como referencia a profesionales que conocen de esta forma, por las apariencias.

Cómo llegan a la conclusión de que les va fenomenal, supongo que es percepción personal, algo totalmente subjetivo y ayudado por la forma de comunicar de estos perfiles supuestamente tan exitosos. El caso es que lo primero que hago cuando me dan estas páginas como referencia es comprobar, hasta donde puedo, lo bien que realmente están funcionando.

No es oro todo lo que reluce

En el 90% de los casos, las webs de referencia que me dan mis clientes, son un desastre. Tienen apenas visitas, la usabilidad es nula, tienen 0 llamadas a la acción o demasiadas, la estructura del menú de navegación es pobre, etc. En definitiva, una web de coaching puede parecer espectacular a los ojos de un neófito y sin embargo ser un fracaso en realidad.

O sea, que puedes tener muchos seguidores y suscriptores que se interesan por lo que tienes que contar, pero en ningún momento han estado interesados en tus servicios de coaching. ¿Entonces? Bueno, puede que todos esos fans te sirvan, claro que sí, para divulgar que existes, incluso para recomendarte a conocidos, etc. Pero, en serio, ¿esto te va a dar para vivir del coaching?

No saber bien lo que tienes que hacer con tu web de coaching para que te traiga clientes potenciales es lo más lógico, y también lo más común. Así es como empezamos a “investigar” en internet y nos lían más que otra cosa, diciéndonos que lo más importante es conseguir muchos fans y suscriptores mediante nuestro blog y redes sociales. Como decía al principio, esto es una verdad a medias.

Por eso, la siguiente razón tiene mucho que ver con esta.

#4: Te centras en facetas que, por sí mismas, no sirven para conseguir clientes

Aquí me estoy refiriendo a centrarse en tres cosas principales:

  • El blog
  • Las redes sociales
  • Las suscripciones

Estos tres ámbitos del marketing online, naturalmente, son muy necesarios dentro de tu actividad de gestionar tu sitio web. Sin embargo, por sí mismos no te reportarán demasiadas alegrías.

El Blog

Centrarse en escribir en el blog sin un plan de acción no te servirá de mucho. Ten en cuenta que tus posts o artículos los tienes que enfocar hacia tu audiencia objetivo, es decir, a tu nicho de mercado. Como ya he dicho antes, es posible que tengas miles de seguidores de tu blog, pero seguidores no es igual a clientes potenciales.

Redes Sociales

Lo mismo ocurre con las redes sociales. Incluso si combinas escribir en tu blog con compartir lo que publicas en las redes, al final los seguidores son los mismos o del mismo estilo. Tienen un interés pasivo en tus escritos u opiniones sobre ciertos temas, pero no buscan tus servicios.

Suscripciones – E-mail Marketing

Lo más lógico es que, si tienes un blog y compartes en las redes sociales, tengas un apartado en tu página web para que la gente se suscriba y reciba tus noticias regularmente. También puedes realizar campañas de venta o comunicarles próximos eventos que vayas a celebrar, etc. El fin de captar suscriptores es precisamente las ventas a medio plazo.

Sin embargo, el e-mail marketing es una tarea compleja que requiere mucho esfuerzo y tiempo, además de muchos conocimientos. Tienes que saber mucho de persuasión y de ventas, que es el fin de esta técnica. Si sabes hacerlo, te puede resultar muy productiva. Pero si no, te puede resultar muy frustrante.

Como has visto, centrar tus esfuerzos en algunas técnicas del marketing online, sin tener tu web de coaching bien preparada, te servirá de bien poco. Lo importante es que el diseño de la página sea eficiente, consiga lectores desde Google y los lleve a donde tú quieres que vayan.

#5: Te dejas guiar por no profesionales

No te fíes del típico cuñado o amiguete que te dice que él o ella te hacen tu web de coaching, que está tirao. Tampoco caigas en el error de contratar al primer diseñador que veas en internet o que te recomienden. Tampoco, como decía en el punto 2, te hagas la web tú mism@ si no quieres perder tiempo y dinero.

web de coaching profesional

Si quieres que tu web de coaching te de resultados y sea profesional, no dejes que te la haga tu cuñado 😉

Cuando tengas una cita con un posible diseñador profesional (pide varias, y pide hablar con ellos, no solo un presupuesto), he aquí una pregunta infalible que debes hacer: ¿Vais a identificar mis palabras clave vosotros? ¿Cómo? Si te contestan que no, que eso es cosa tuya, o se van por las ramas, el diseño de tu web no tendrá en cuenta tu nicho de mercado ni tus palabras clave. En ese caso, el resultado será, en términos de ventas, el mismo que si te haces personalmente tu web de coaching. O sea, poco mejor que malo.

Identificar el nicho de mercado y las palabras clave es DECISIVO para que tu web funcione. Esas palabras clave tienen que ir, por narices, en varias de tus páginas del menú de navegación (lo que algunos llamáis las “pestañitas”), así como dentro de los textos y de las imágenes.

Así que, si el diseñador no te asegura que va a identificar las palabras clave contigo de forma concienzuda, mejor que hagas un tachón y consultes al siguiente.

#6: No has identificado tu nicho de mercado

Empatía. Esta es la clave para enganchar a tu cliente ideal. Pero, ¿cómo puedes empatizar con un perfil de un posible cliente que no conoces a fondo?

Ahí está el quid de la cuestión. Tienes que identificar, lo más específicamente posible, quién es tu cliente tipo, tu nicho de mercado.

identifica el nicho de mercado y las palabras clave

Identifica el nicho de mercado y las palabras clave

Aunque es mucho más complejo que lo que te voy a decir aquí, ten muy clara una cosa respecto al nicho de mercado para diseñar una buena web de coaching: contrariamente a lo que todo el mundo suele pensar, el cliente tipo o nicho de mercado NO ES UN GRUPO HOMOGÉNEO DE PERSONAS. No se trata de un grupo que tiene en común factores demográficos como sexo, edad, profesión, estatus, lugar de residencia, etc. El nicho de mercado ES UN GRUPO DE PERSONAS CON NECESIDADES HOMOGÉNEAS, que es muy distinto. Esta es la clave principal para determinar cuál es el tuyo (más info sobre el nicho de mercado: Cómo identificar el nicho de mercadoLos 6 pilares del éxito. Pilar 3: el nicho de mercado).

Volviendo entonces a la empatía, a conectar con tu cliente ideal. Solo podrás hacerlo al conocerle a fondo. Tienes que identificar sus necesidades o deseos y empatizar con ellos para saber si realmente eres tú la persona o empresa ideal para resolverlos o satisfacerlos. Al identificar las necesidades de tu cliente potencial, podrás enfocarte en esas necesidades al diseñar tu página web. De esta forma aparecerá mejor posicionada en los resultados de Google cuando justamente ese cliente potencial teclee lo que necesita resolver.

Un ejemplo fácil, para que lo veas más claramente.

Una de las cosas que mejor se te dan en tu labor como coach es la resolución de conflictos en el lugar de trabajo, aunque no lo has identificado como uno de tus servicios estrella porque no has caído en ello. O sí lo has hecho, pero como una más de las infinitas soluciones que ofrece el coaching empresarial. No destaca entre tus servicios, vamos.

Por otro lado, tu cliente ideal es el administrador de una pequeña empresa o también puede ser el encargado de personal de una empresa algo más grande. En realidad, ambos perfiles tienen la misma necesidad, aunque no sean exactamente de las mismas características. Pero da igual, porque tampoco los has identificado como un posible nicho de mercado, no has caído en ello.

Tanto el director de RRHH como el administrador de la pequeña empresa tienen hoy una necesidad específica:

  • En el caso del director de RRHH, ha recibido una solicitud de los directores de marketing y tecnologías porque quieren limar asperezas existentes entre sus equipos respectivos.
  • En el caso del administrador de la pequeña empresa, el responsable de ventas se ha reunido con él porque lleva tiempo tratando de resolver conflictos laborales entre algunos comerciales, pero no lo consigue.

Genial, en ambos casos, han pensado que un coach podría ser una buena solución.

Tu palabra clave no está bien definida en tu web de coaching

¿Qué crees que escribirán el director de RRHH y el administrador en Google? Así es: como piensas, teclearán algo similar a “resolver (o resolución) de conflictos laborales (o en el trabajo o de equipos de trabajo, etc.)”.

Como tú no has hecho esta labor de identificación del nicho de mercado y por tanto de sus necesidades, y a pesar de que tú eres buenísima en resolución de conflictos laborales, esto no lo has reflejado bien en tu web de coaching. Así que, ni el director de RRHH ni el administrador de la pequeña empresa te van a encontrar a ti, sino que encontrarán en Google a otros que lo han hecho mejor que tú (aunque ello no garantiza la venta. Es posible que aparezcan en Google y después la web sea igualmente un desastre que no lleve a los usuarios a comprar).

En definitiva, has perdido dos clientes potenciales porque no has diseñado tu web de coaching alrededor de este nicho de mercado y necesidad (entre otras). Este es el error principal del 90% de los sitios web.

#7: No has identificado bien tus palabras clave

Esto va muy en relación con lo anterior. Y es que si no identificas el nicho de mercado al que te diriges, ¿cómo vas a poder identificar tus palabras clave?

Muchos pensarán que las palabras clave tendrán que ser algo como coaching, coaching personal, coaching empresarial, etc.

Incluso habrá diseñadores que tal vez te animen a usar esas palabras clave, que son demasiado generales y amplias. Es lo más fácil para ellos y menos curro. Pero yo te lo desaconsejo. La competencia por ese tipo de palabras clave es altísima y además no apuntan realmente a la necesidad del cliente potencial. (Cuando hablo de la competencia por una palabra clave me refiero a que hay muchas páginas web que están intentando posicionarse en las mismas o similares. Cuanta más competencia, más difícil es posicionarse en Google, o sea, salir en las primeras páginas y puestos).

Lo que hemos hecho en el punto anterior es identificar una buena palabra clave, a través de las necesidades de tu nicho de mercado.

Por eso es de suma importancia:

  • identificar el nicho de mercado,
  • que te lleva a conocer sus necesidades.
  • Lo que a su vez te lleva a identificar varias palabras clave (principales y secundarias).
  • Eso te da la posibilidad de estudiar cuáles de ellas son las más buscadas y menos competidas.
  • Y finalmente, lo anterior te ayuda a identificar qué palabras emplear en los títulos de tus páginas (o pestañas) del menú de navegación, textos, imágenes, etc.

¿Ves toda la relación en cascada desde el nicho de mercado hasta el diseño web?

¡Cómo va a ser fácil el diseño web! Si fíjate todo lo que implica, y ¡estoy simplificándolo mucho!

#8: La estructura (organización) de la web está mal diseñada

Las páginas o pestañas y la forma en que están organizadas en el menú se suele llamar estructura o arquitectura web. Generalmente es una estructura jerárquica, es decir, va por “niveles”. (Mira a qué me refiero con niveles en la imagen de debajo). También los enlaces internos entre páginas forman parte de la estructura.

web coaching no funciona

La extensión de los textos, aunque no está intrínsecamente relacionada con la estructura, es otro factor muy importante a la hora de manejar la experiencia del usuario. Los textos de tus páginas estáticas deben tener alrededor de 300 – 500 palabras. No superes este número. El usuario solo escanea y si ve demasiado texto que leer, le dará pereza.

Hay muchos factores que entran en juego para que la estructura de una web sea óptima. Los principales son:

El número de páginas

El número de páginas ha de ser el justo, ni muy pocas ni demasiadas. Cuantas más páginas tengas en tu web, más follón se harán los usuarios, aunque tú creas que estás ayudándoles a aclararse. Pero tampoco hay que ser demasiado rácanos con el número de páginas. Si hay demasiada poca información, no confiarán en la web o, simplemente, no les gustará que carezca de la información que buscan.

El número de “niveles de profundidad”

Lo anterior aplica también a los niveles en la jerarquía: nunca debe haber demasiados niveles de profundidad.

Me refiero a las páginas que se despliegan bajo otra, como suele ocurrir en la mayoría de webs. Si se incluyen demasiados niveles, el usuario se pierde. Lo más aconsejable es poner solo dos niveles (página y subpáginas bajo ella) o como mucho, tres.

El orden de las páginas

El orden también juega un papel importante.

Por supuesto, la página de inicio o home hace la función de portada y debe aparecer en primera posición. Aunque esto parezca evidente, hay cientos de webs de coaching que tienen la página “Sobre mí” o “Quién soy” en primera plana en lugar de una página de portada que sea una especie de resumen de lo que se va a ver en la web. Esto es un error garrafal además de muy común.

Enlaces internos con sentido

No sé si estás lo suficientemente familiarizado/a con el tema de los enlaces internos. Algo más arriba te puse un enlace hacia otro post para que puedas ampliar tus conocimientos.

Los enlaces internos son aquellos que facilitan la navegación del usuario o le animan a ir a otros lugares de tu web. Es necesario enlazar todas las páginas estáticas entre ellas de forma lógica. Hay que saber cómo crear la estructura de enlaces internos porque de lo contrario puedes estar liando al personal, y a Google.

En definitiva,

  • el número de páginas,
  • la profundidad de niveles
  • y el orden de las mismas,
  • así como una estructura inteligente de enlaces internos dentro de esas páginas,

son clave para crear una estructura eficiente, que entienda tanto el usuario como Google.

Aunque a ti te parezca la organización o estructura web más perfecta que puedes hacer…

Quiero hacer hincapié en esto porque todos mis clientes (los que llegan teniendo ya una web de coaching que no les está dando ningún resultado) al principio están convencidos de que la estructura de su web de coaching, psicología, terapia, etc., está bien. Es decir, tal y como ellos creen que debe ser.

Si por un lado es lógico que piensen así, lo más natural por mi parte es sacarles de su error. No es lo mismo estructurar un tema cualquiera en la cabeza de uno mismo, que estructurarlo para que lo entienda alguien completamente ajeno.

Lo que quiero decir es que, lo que a mí me puede parecer evidente porque sé perfectamente de lo que estoy hablando, al usuario de mi web puede no parecerle tan obvio. Los fallos en la estructura web suelen venir casi siempre por esto.

Por ejemplo, si yo pienso que lo más importante a resaltar en mi web de coaching es hablarte de mí para que confíes en mi método etc., seguramente pondré una página acerca de mí en primera plana. Sin embargo, esto, en diseño web, es un error. O si yo considero necesario explicarte a fondo lo que es el coaching, para que darte incluso más confianza, escribiré una página con todo lujo de detalles y la pondré en primer lugar o segundo. Otro error. La página que explica a fondo qué es el coaching debería ser secundaria (a un nivel inferior) o incluso un artículo de tu blog.

Otros ejemplos:

  • La página de contacto debe estar siempre presente. Parece de cajón, pero te aseguro que he visto muchas webs de coaching que carecen de ella o está muy mal diseñada. Jamás debe ir entre las primeras páginas.
  • La página de servicios debe contener en su URL la palabra clave principal (por lo general) e ir en uno de los primeros lugares.
  • La página sobre ti debe ir en uno de los 3 últimos lugares, junto con la página de contacto y la página Blog o Noticias.
  • El máximo de páginas a primer nivel que recomiendo (incluyendo Inicio, Contacto, Blog y Quiénes somos) es de 8. Y me parecen muchas.

A los usuarios les cuesta más de la cuenta encontrar lo que quieren si tu estructura es deficiente (tanto organización de páginas como creación de enlaces internos). Y al usuario hay que ponérselo, fácil no. Lo siguiente. Ten en cuenta que va con prisa y está mirando cientos de webs. Hay que ponerle todo a huevo. Si no, se irá y no volverá jamás.

Y recuerda: que a ti te parezca todo fácil de encontrar, fácil de navegar, etc., no quiere decir que a un usuario que entra por primera vez en tu web de coaching, le vaya a parecer lo mismo. Aplica una de las premisas del coaching: salte de tu propio contexto para observar desde otra perspectiva y ponte en la piel de tu usuario.

#9: No tienes llamadas a la acción (o tienes demasiadas)

En toda web cuyo objetivo último sean las ventas, las llamadas a la acción son imprescindibles. Como decía un poco más arriba, al usuario hay que ponerle las cosas a huevo, o no hará nada dentro de tu web. Y, al final, lo que quieres es que HAGA algo.

Las llamadas a la acción son elementos que animan al usuario a HACER cosas. Por ejemplo,

  • en una tienda online, te darás cuenta de que hay secciones donde se anima al usuario a ver las ofertas o productos relacionados con sus gustos y búsquedas previas (para eso sirven las famosas cookies).
  • En una web de servicios, como debe ser una web de coaching, se suele animar al usuario a que contacte con el coach, a que solicite un presupuesto, a que realice una llamada…
  • Hay muchas webs de coaching cuya llamada a la acción principal es que el usuario se suscriba al boletín de noticias… etc.

Ejemplos de llamadas a la acción

Cuando ves secciones en páginas web que llevan textos como los siguientes…(a menudo con el verbo en imperativo):

  • Contacta conmigo ya
  • Solicita presupuesto
  • Suscríbete
  • Oferta, pincha aquí
  • Solicita más información
  • Descarga este ebook
  • Síguenos en las redes sociales
  • Comparte este artículo
  • Etc…
llamada a la accion

Ejemplo de llamada a la acción

Entonces estás viendo llamadas a la acción. Y, como ves, son de muy diferentes tipos. La intención es, sencillamente, que HAGAS algo. Dependiendo de la estrategia de los diseñadores y gestores de la web, insertarán unos tipos de llamadas a la acción u otros o combinaciones de varios.

Las llamadas a la acción más efectivas son las que terminan convirtiendo la acción en venta. Por eso no soy muy partidaria de las suscripciones. Ya he hablado de ello en el punto #4 así que no me repetiré.

Ahora que ya sabes lo que es una llamada a la acción, tengo que decirte que, aparte de ser muy importantes para tu web de coaching porque sin acción no hay venta, tienen que ser las llamadas a la acción adecuadas. Te aseguro que no sirve de nada poner demasiadas llamadas a la acción en una página. El usuario se puede abrumar y no realizar ninguna. Es mejor elegir bien una sola llamada a la acción principal bien visible en todas las páginas. Después, tal vez, añadir alguna otra que sea algo menos explícita.

Llamadas a la acción para una web de coaching

Si lo que quieres como acción final para tu web de coaching es que el usuario se ponga en contacto contigo para concertar una llamada telefónica, por ejemplo, y así poder optar a realizar una venta, entonces

  • es necesario que esa llamada a la acción esté presente en todas y cada una de las páginas de tu sitio.
  • Además de ser consistente, tiene que ser, estéticamente, idéntica o casi idéntica.
  • Y, además, debería ser única.

Veamos esto un poco más detalladamente.

Llamada a la acción consistente

Si pones esa llamada a la acción en solo algunas páginas y el usuario va navegando, podría llegar a una página en la que no hay llamada a la acción. Entonces tú podrías perder una venta potencial. Asegúrate de que en todas las páginas pones tu llamada a la acción principal.

Un ejemplo sería poner algo llamativo en el medio o al final de la página que anime a solicitar una sesión gratuita. (Con llamativo quiero decir que llame la atención, no que sea una horterada de colorines que nada tienen que ver con la estética general de tu web de coaching). En el siguiente post te hablo de Cómo conseguir clientes de coaching con la sesión gratis. Encontrarás muchas cosas repetidas, pero mejor. Así lo interiorizas más rápido. Por cierto, si te das cuenta, cuando te animo a que visites otros posts para ampliar info, ¿crees que eso también es una llamada a la acción? Sí. Yo a este tipo las llamo implícitas, y a las más obvias las llamo explícitas.

Estéticamente idéntica

Lo de idéntica es una exageración. Pero sí que debe ser más o menos igual y estar siempre colocada más o menos en el mismo lugar. Así el usuario la identificará fácilmente en cada página, sin tener que leer el texto. Además, la consistencia y homogeneidad en el diseño web son muy importantes.

Fíjate en esta web que terminé recientemente para una empresa de psicología en Rivas Vaciamadrid.

webs de coaching no funcionan

Llamadas a la acción homogéneas en las webs de coaching, psicología, terapia…

Date una vuelta por esa web de psicología y te darás cuenta de que en todas las páginas hay una llamada a la acción parecida a esa. Cambia el texto, pero no la apariencia.

Única

También es un poco exagerado. En una web de coaching, igual que en muchos otros tipos, puedes tener dos o tres llamadas a la acción en una misma página, pero procura poner más énfasis en la acción que más desees que realice el usuario.

Por ejemplo. Para mí las suscripciones no son una prioridad, así que en las páginas estáticas de C2C no hay llamadas a la acción para que la gente se suscriba. El formulario solo aparece, sin llamar demasiado la atención, en la barra lateral del blog y los artículos.

Suelo diseñar así casi todas las webs de mis clientes de coaching, psicología, terapia, etc. Como el objetivo de las mismas es lograr que el usuario contacte para solicitar la sesión gratuita o más información, nos centramos en esas llamadas a la acción más que en ninguna otra.

 

Conclusiones y Resumen

Si tienes una web de coaching, psicología, terapia etc. hecha por ti mismo o que no funciona, y has leído todo el artículo, te habrás dado cuenta de que, como digo, diseñar una página web no es tan fácil como lo pintan por ahí, si quieres conseguir vender tus servicios a través de ella.

Aquí solamente te he puesto sobre aviso de unas pocas razones por las que tal vez tu web de coaching no esté funcionando o logrando los resultados que pretendías. Hay muchas más que podrían estar afectando a esos resultados, pero estas suelen ser las más comunes.

Supongo que cuando necesitas ropa, no te la confeccionas tú mismo, aunque alguna vez te hayas hecho alguna prenda por hobby. Supongo que cuando necesitas un ordenador, no compras las piezas y te lo construyes tú mismo. Cuando tu perro está enfermo, no miras en internet qué darle, le llevas al veterinario.

Al final, el diseño web es lo mismo. Si queremos algo que realmente funcione, acudimos a un profesional. Está muy bien probar, intentar aprender, o tener hobbies. Pero un negocio online no es un hobby, es tu medio de vida. De lo contrario, no sería un negocio online, sino un blog o un hobby.

Si quieres vivir del coaching, de la psicología etc., también online, mi consejo es que contrates un servicio de diseño web serio y profesional y que no pienses en ello como en un gasto sino como en una inversión de la que obtendrás un retorno económico. Una web que no te consiga clientes potenciales de coaching es algo prácticamente inútil. Si hoy inviertes poco dinero en diseñar tu página web, lo más seguro es que, aunque sea poco, lo habrás malgastado. Cuando te des cuenta de que no te sirvió de nada gastarte 500€, tienes dos opciones: resignarte y seguir sin que esa web te de resultado; o volver a invertir para que te diseñen una web en condiciones. Lo gastado primero habrá sido dinero tirado a la basura.

¿Cuál es el mejor método para saber si mi web de coaching está funcionando?

Tal vez en tu caso la web de coaching que tienes SÍ que está funcionando. La mejor forma de comprobarlo es contabilizando el número de solicitudes que recibes para pedir presupuesto o sesión gratis.

Mide tus resultados contabilizando el número de emails de contacto que solicitan presupuesto o la famosa sesión gratis que recibas al día o a la semana. Si son menos de 5 a la semana, hay algo que no funciona.

Si finalmente decides re-diseñar tu web y vas a empezar a solicitar presupuestos, como te decía en la razón nº 5, recuerda la pregunta clave que debes hacer a tu diseñador web potencial: ¿Identificáis las palabras clave conmigo? ¿Cómo? Sin palabras clave enfocadas a un nicho de mercado muy específico, es imposible lograr que tu cliente ideal contacte contigo para poder llegar a realizar una venta. Si ese es tu objetivo, tu página web tiene que reflejar muy bien a qué tipo de personas se dirige y las necesidades que tienen. La empatía con el cliente potencial es clave y ha de surgir rápidamente, sabiendo plasmar que tú tienes la solución a su problema o que puedes disipar sus dudas. Después has de ponérselo lo más fácil posible para que contacte contigo sin dudarlo.

Soy consciente de que este post ha sido todo un reto. Tiene casi 6 MIL palabras, que no es poco. Además, son montones de cosas que se atragantan, son difíciles de digerir e interiorizar. Pero si tienes una web de coaching, psicología, terapia o cualquier negocio relacionado con el desarrollo de las personas, y crees que no funciona, o te han surgido preguntas, puedes consultarme tus dudas sin compromiso. También puedes dejar tus comentarios abajo, que los agradezco mucho.

Posts Relacionados con Webs de Coaching, Psicología, Terapia, etc.:

Deja un comentario

diseño web wordpress coach2coach

Amamos lo que hacemos.
Nuestros clientes lo notan

SÍGUENOS

CONSULTA SIN COMPROMISO

Si tienes cualquier duda o consulta, ponte en contacto. Será un placer atenderte.

AVISO LEGAL

Cookies, derechos de autor, LOPD, etc. Ir al documento completo de Aviso Legal y LOPD