Las 2 claves que no puedes olvidar para aumentar tus ventas con los textos de tu web

claves de copywriting para aumentar ventas web

Las 2 claves que no puedes olvidar para aumentar tus ventas con los textos de tu web

Post invitado de Joaquín Rejón.

Imagina que tu proyecto ya tiene la web que tienes en la mente.

Un diseño atractivo, un hosting seguro y un dominio perfecto para tu web. Tienes una estructura definida en cada una de tus secciones pero estás olvidando un aspecto clave que no puedes pasar por alto.

Se trata de los textos.

Escribirlos de cualquier forma o basándote en lo que ves en otras páginas web no es lo más recomendable.

Al final, el recurso que más te va a ayudar a despertar el interés por tu servicio, para que después sea comprado, son las palabras.

Por eso, en este post, te quiero hablar sobre ello.

La importancia del copywriting para escribir textos que venden

Hacer una estrategia SEO en los textos de tu web es importante para que sean del agrado de Google y tengan una buena posición en el buscador.

Pero con eso solo no basta.

Puede entrar mucho tráfico a tu web pero, ¿tienes estos textos escritos con la finalidad de que conviertan a tus visitas en suscriptores o clientes?

Si no has escuchado sobre copywriting y tampoco lo has tenido en cuenta en tu estrategia de contenidos, es muy posible que no los tengas optimizados hacia la consecución de conversiones.

Porque al final el objetivo de tu web,  si ofreces servicios, es que un cliente pueda contratarlos.

Para ello has de llamar la atención a través de los textos de tu web, siempre con la intención de vender.

Y sobre todo recordando que vender es hacer una propuesta. Tú decides si hacerla interesante o que pase desapercibida.

Pues bien, optar por lo primero es hacerlo por el copywriting.

Pero tú dirás: ¿cómo podría hacer mi propuesta más interesante?

Vamos a ello. Pero primero comencemos con un error común y que es fácil cometer.

Evita este error a la hora de escribir los textos de tu web

errores en textos web

Escribir al tún tún las secciones de tu web no es el camino indicado para monetizar tu servicio.

Tampoco el basarte en los textos de las webs de tu sector y competencia.

Por otro lado, puedes caer en un error que comete una gran parte de emprendedores al redactar la suya.

Y es el de ir a buscar qué tipo de palabras venden más o qué estructura o fórmula pueden ayudarte a llamar más la atención de la persona que lee los textos de tu web para que se convierta en cliente.

Ya te adelanto que no hay palabras que vendan más.

Tampoco una fórmula que aumente tus conversiones.

Todo depende.

Irte primero a una fórmula o una palabra que venda más es construir la casa por el tejado.

Como profesional de la psicología, ya sabes de la importancia que tiene el contexto.

Y como todo en la vida, el que una palabra o fórmula venda más dependerá del tuyo en concreto.

Total, lo que te quiero decir es que la fórmula o la palabra que sea debe adaptarse a tu contexto y no al revés.

Si no tienes esto en cuenta cometerás un importante error de base a la hora de escribir los textos de tu web para hacer atractiva tu propuesta.

Entonces, ¿qué puedes hacer?

Clave 1: conoce tu contexto

Ante todo y como primer paso, debes tener en cuenta dos claves a la hora de escribir los textos de tu web:

-Tu competencia

-Tu cliente ideal.

Es importante estudiar a tu competencia

No solo el diseño o la estructura de su web o las palabras clave por las que se posiciona.

También debes analizar sus textos.

Destriparlos con la intención de saber qué hace, cómo lo hace y a quién se dirige.

De este modo, conociendo tu mercado y sus características, podrás definir una voz adecuada a tu marca personal que podrás transmitir a través de los textos de tu web.

Este es un aspecto clave para destacar ante los negocios que hay en tu sector. Pues te permite diferenciarte de tus competidores, ya que es muy probable que digan las mismas cosas y de forma parecida.

Es importante conocer a tu cliente ideal

Para distinguirte y mejorar tus ventas a través de las palabras, también necesitas tener presente este factor.

Al final, tus textos  deben ir dirigidos a él. Con lo cual, es necesario que lo definas para que conozcas qué trata de conseguir y qué problemas quiere resolver con tus servicios.

Como ves, una fórmula o palabra que más vende se queda a la altura de la suela de un zapato comparada con un buen estudio de mercado.

Tampoco es comparable con la información que te voy a dar ahora y que es más que relevante a la hora de escribir tus textos para aumentar tus ventas.

Clave 2: conoce la parte emocional de tu cliente ideal

Te explico algo que ocurría hasta principios del siglo XX.

El marketing se veía como una forma de comunicar los beneficios tangibles y reales de un producto de forma simple y concisa.

Se pensaba que la gente compraba basándose en hechos e información.

O sea, si alguien quería comprar una bicicleta, tenías que explicar por qué tu bicicleta era mejor (más ligera que una pluma, ruedas que se adhieran a cualquier superficie o cuadro rígido que soporte cualquier carga).

Se pensaba que la gente era racional y que tomaba por sí misma decisiones racionales.

Esto se sigue pensando hoy en día y es un dato que hay que tener presente a la hora de escribir los textos de tu web. Porque por supuesto también hay que indicar hechos e información.

Pero hay algo más importante que tienes que tener en cuenta.

Las personas creemos estar al mando de nuestra mente y que tomamos nuestras decisiones de forma racional la mayor parte del tiempo.

Pero más bien somos lo contrario: somos emocionales aunque lo disimulemos muy bien. Nuestra parte emocional está al mando de nuestra parte racional.

O si no piensa en los siguientes casos:

La cita con la persona que te atrae te pone tenso, ¿pero por qué? Le puedes dar muchas explicaciones racionales. De hecho, las tratas de buscar, pero el cosquilleo lo tienes ahí.

O cuando tienes que hablar en público. No te va a pasar nada, no te van a comer, te das miles de explicaciones racionales para no estar en tensión… Pero los nervios no se marchan.

En fin, que la parte emocional manda.

las decisiones emocionales

Así que puedes explicar que tu producto es muy bueno, el mejor del mercado, que eres excelente y un sinfín de cosas que suenan muy bien.

Pero lo que dices a la persona que va a leer los textos de tu web y que tiene posibilidades de comprarte, se tiene que sentir identificada con situaciones que le emocionen y que estén relacionadas con el servicio que le ofreces.

Y para eso no has de describir solo de forma técnica qué puedes hacer por ella. Has de crear sensaciones y emociones en su cabeza.

Por eso, aunque te bases en una fórmula o palabra “mágica”, si no tienes en cuenta las bases, tus textos no van a vender tanto como podrían hacerlo.

Así que no lo olvides: investiga tu contexto y conoce la parte emocional de tu cliente ideal primero.

Mi nombre es Joaquín Rejón y soy copywriter. Aunque sea persona de pocas palabras me gusta contar historias de la vida cotidiana por escrito. Vendo y ayudo a vender a través de las palabras. Visita mi web para más info.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *