¿Qué necesita la Web de un Psicólogo?

qué necesita web de un psicólogo

¿Qué necesita la Web de un Psicólogo?

Lo que necesita la web de un psicólogo o psicóloga depende mucho de los objetivos que persiga con ella, sobre todo; pero también de su forma de trabajar y del tiempo que le pueda dedicar al sitio web.

Las 5 únicas cosas indispensables que necesitan las webs de psicología: el resto es totalmente superfluo e innecesario

En este artículo voy a tratar de sintetizar y estructurar los elementos básicos que necesita una web de psicología, ya sea de varios compañeros que se juntan en una consulta y tienen varias especialidades, como esta, a quienes les diseñé su web de psicólogas en Rivas Vaciamadrid en 2016 y se la he rediseñado a finales de 2021, ya sea de un solo psicólogo o psicóloga que trabajan para sí mismos, como esta de una sola psicóloga en Valencia que también diseñé hace un par de años o tres.

Por qué ha de haber “Diseño Web para Psicólogos”

lo-que-una-web-de-psicologia-necesita
¿Por qué un diseño especial para webs de psicólogos, coaches y terapeutas?

No es por presumir, pero Coach2Coach fue el primer servicio de diseño web para psicólogos. Llevo casi 10 años diseñando (casi) exclusivamente para psicólogos, terapeutas y coaches. No tienes más que echar un vistazo a la página de opiniones de mis clientes, donde verás algunas reseñas y direcciones de las webs que he diseñado para ellos. Algunas ya con varios años de antigüedad. Así que te puedes hacer una idea del grado de especialización que he podido adquirir durante tanto tiempo.

Me especialicé en diseño web para psicólogos, coaches y terapeutas porque, además de diseñadora en WordPress, yo misma soy coach (empecé por diseño web para coaches y después amplié) y veía las dificultades que tenían muchos de mis compañeros a la hora de lograr clientes a través de sus sitios web. No solo eso. Me apasiona el coaching y la psicología.

Me apasiona cualquier cosa que tenga que ver con el cerebro, el comportamiento humano, el crecimiento personal y nuestro bienestar emocional. Y eso se nota cuando escojo cualquier proyecto de diseño web para psicólogos.

¿Qué tienen de distinto las webs de psicólogos de otras?

En realidad, estamos hablando de webs de psicólogos, terapeutas, coaches y otras profesiones similares. Estas son las principales diferencias entre los sitios web de psicólogos, coaches, terapeutas y otros servicios, de otros tipos.

La web de un psicólogo vende Servicios

En primer lugar, se trata de sitios web de SERVICIOS. La web de un psicólogo no vende productos, por lo general, sino que vende servicios de psicología y psicoterapia: de salud y bienestar.

Las webs de Psicología no necesitan Tienda online y otros elementos superfluos

Dado que no venden productos (de hecho, lo desaconsejo), la web de un psicólogo no necesita tienda online, ni requiere registros de usuarios, etc. Esto supone una ventaja, no solo técnica, sino también en relación con el aviso legal y la política de privacidad de la web.

Tampoco requiere pasarelas de pago, generadores de citas online, etc. Si eres psicólogo, esto tal vez te extrañe leerlo. Desaconsejo 100% tener este tipo de herramientas en la web por motivos que te explicaré más adelante.

De momento, solo te hago una pregunta al respecto: ¿tú pagarías a través de su web a un abogado con el que aún no has hablado? Pues imagínate a un psicólogo.

Un sitio web de consulta psicológica no necesita Suscripciones

He visto posts que hablan de cosas que necesitan las webs de psicología y, la verdad, flipo.

Una de las cosas que aseguran que necesita es formularios de suscripción para hacer email marketing. ¿¿¿QUÉEEE??? En estas cosas es donde se nota que esos posts los escriben diseñadores que no están especializados en sitios web de psicólogos… ni de servicios en general. Porque no: Tampoco son necesarios elementos de email marketing.

Así que te hago otra pregunta, si es que estás pensando lo contrario:

¿Sabes que un experto en email marketing logra un máximo de un 1% de ventas? ¿Sabes o aprenderás cómo llevar a cabo una estrategia de email marketing para lograr generar ese 1%? ¿Te merece la pena? ¿Querrás centrarte en gestionar el email marketing de tu web o en tu consulta de psicología y tus clientes y pacientes? El email marketing no funciona para este tipo de sitios web, hazme caso.

En definitiva, hay muchos elementos en diseño web que no te puedes ni imaginar lo superfluos, innecesarios y perjudiciales que son.

Para el neófito, e incluso para muchos diseñadores, pueden “molar” mucho, quedar muy chulos, pero no hacen más que perjudicar la usabilidad web, que es uno de los factores más importantes para la visibilidad y rendimiento de la página.

En algunos sitios web pueden ser ventajosos e incluso necesarios. En la web de un psicólogo no son más que un lastre. Una web de psicología debe ser lo más sencilla posible (después desarrollo esto).

La web de un psicólogo necesita poco Mantenimiento

Una web de psicología, seamos sinceros, no necesita demasiado mantenimiento. Simplemente, estar siempre al tanto de actualizaciones etc.

Al contrario que un sitio que vende productos, un sitio web de psicología suele contar con un blog y poco más que mantener. Personalmente, recomiendo a mis clientes tener un blog y “alimentarlo” con regularidad, pero no es algo obligatorio. Por lo demás, el mantenimiento de una web de psicología, si está diseñada con WordPress, es bastante sencilla.

Las webs de psicología han de ser “más humanas”

Con esto no quiero decir que los sitios web de otro tipo de servicios sean poco humanas. Sin embargo, en cualquier web de psicología y terapia estaremos tratando temas muy delicados.

No podemos comparar un sitio web de servicios financieros, académicos, o de taxi (como también he diseñado) con páginas de psicólogos o terapeutas. Al tratarse de trastornos, patologías, problemas de índole emocional, etc., hemos de ser muy cuidadosos con la comunicación.

Esas son las principales diferencias. Veamos ya lo que SÍ necesita la web de un psicólogo.

Qué necesita la web de un Psicólogo

Después de casi 10 años diseñando sitios web para coaches, psicólogos y terapeutas, y de que hayan intentado imitar mi servicio, creo que puedo hablar con autoridad sobre lo que necesita la web de un psicólogo.

La verdad es que no es mucho, desde el punto de vista técnico.

Lo que necesita es, sobre todo, “conectar” bien con los usuarios y ser lo más sencilla posible. Pero eso implica muchas cosas… que no son tan técnicas.

A continuación, enumero las cosas que, como experta en diseño web para psicólogos, NECESITA DE VERDAD LA WEB DE UN PSICÓLOGO o de una consulta de varios profesionales de la psicología y terapia.

Identificar y plasmar especialidades y/o dolencias

Puede parecer una obviedad, pero rara es la web de psicología que comunica esto de forma clara y directa, tanto a Google como al usuario.

Si quieres que la gente llegue a tu web, tienes que concretar mucho.

Como ya sabrás, Google no posiciona los sitios web fácilmente. El posicionamiento web es algo que rara vez se tiene en cuenta al diseñar. Da igual si se trata de una web de psicología o de zapatillas de deporte. Ten en cuenta que hay una competencia feroz, y la dificultad para posicionar tu sitio web es cada día más grande, sobre todo en el campo de la psicología, la terapia y el coaching.

Por ello es necesario que identifiques muy, muy, muy bien a quién te diriges (parejas, adolescentes, mujeres, profesiones, etc.), y/o qué problemas (ansiedad, adicciones, duelo, etc.) y/o patologías tratas (TOC, TLP, depresión, etc.). Llamaré al conjunto de estos tres aspectos “especialidades”, para no repetirme tanto (que me aburro a mí misma).

Esas “especialidades” serán tus palabras clave.

Es muy posible que pienses: es que yo trato todo tipo de patologías y me dirijo a todo tipo de personas. Bien. No digo que no lo hagas. Pero a la hora de diseñar una web de psicología, hay que concretar mucho más que eso.

Para qué. Pues para que sea más fácil posicionarte en Google y, por tanto, que tus clientes y pacientes potenciales te encuentren a ti y hagan clic en TU web.

Si no identificas bien lo que hemos llamado “especialidades” y palabras clave, jamás posicionarás tu web y, por tanto, nadie te encontrará. Tu web te servirá para decir que la tienes, pero no te servirá para conseguir clientes online. Habrás tirado a la basura el dinero que te costó.

Veamos un ejemplo.

Una persona busca en Google un “psicólogo especializado en terapia de pareja” o una “psicóloga especializada en adicciones” o un “terapeuta para mejorar la autoestima”.

Si no haces este “ejercicio” de identificar tus especialidades y plasmarlas de forma óptima en tu web, Google posicionará tu web en lugares a los que nunca llegará nadie, es decir, en resultados más allá del décimo (rara vez alguien pasa de la primera página de resultados de Google, que contiene 10 resultados).

Si has hecho hincapié en definir tus especialidades (y palabras clave), es más probable que esa persona que realizó la búsqueda, dé con tu sitio web de psicología y solicite una consulta.

Para muestra, un botón:

Busca ahora en Google psicodramatista Bilbao. Acabo de terminar de diseñar la web que te aparecerá en primer lugar, TerapiaconAlma.es. (Ten en cuenta que no en todo el globo terráqueo Google ofrece los mismos resultados. A mí me aparece en primer lugar. Tal vez a ti te aparezca en 2º o 3º).

Ahora busca terapia grupal para PYMES Bilbao. Para esa frase aparecemos en tercer lugar. No está mal. Esta web de terapia online se ha diseñado con varias palabras clave en mente, todas derivadas de las especialidades de la terapeuta Estíbaliz Rico, que son terapia online y psicodrama.

En definitiva, si el usuario hace ciertas búsquedas y mi web no aparece al menos en la primera página de Google, ¿de qué me sirve tener una web?

Este punto supone el 80% de lo que debe tener la web de un psicólogo.

Si no tiene la base cimentada sobre las especialidades de su ejercicio de psicología, no hay nada que hacer. Da igual lo bonita o fea que sea, porque no llegará a la web ni su primo el del pueblo.

Sin embargo, lo demás también tiene su importancia. Vamos a verlo.

Llamadas a la acción

Una llamada a la acción es una forma de animar al usuario a que haga algo. No se le obliga, se le sugiere, se le incita. Esto es una de las cosas más importantes que necesita la web de un psicólogo y en general, de cualquier tipo de servicio, como puede ser la web de alguien que repara ordenadores o una academia de inglés.

Las llamadas a la acción suelen ser explícitas ya que es un deseo nuestro enfocado al usuario. Es decir, hay que usar verbos que sugieran o imperativos:

  • Si quieres más información, pulsa el botón de debajo…
  • Ponte en contacto conmigo y te atenderé…
  • Usa el formulario de debajo para…
  • Etc.

Si no hay llamadas a la acción, el usuario rara vez tomará la decisión de realizar una acción por su cuenta, salvo navegar más (van muy rápido y no se detienen a menos que se lo digamos y además se lo pongamos a huevo). Tenemos que ir sugiriéndole nosotros que haga cosas y hacer esas cosas debe resultarle súper – mega – híper fácil.

Pero no solo eso. Para implementar llamadas a la acción, es imprescindible tener bien claro qué es lo más importante que queremos que haga el usuario.

Hay algunas llamadas a la acción “secundarias” como cuando les decimos “en este enlace tienes más información al respecto”; o “aquí te explico los beneficios de tal” o “pasa a la página cual”. Estas llamadas a la acción se ponen cuando queremos que la navegación de la página sea fluida, que vaya pasando por las páginas que nosotros queremos para que esté bien informado de lo que hacemos, por ejemplo.

Sin embargo, siempre DEBE HABER una “súper llamada a la acción”.

¿Cuál es la acción más importante que queremos que realice?

  • ¿Que vaya al blog a leer un post? No.
  • ¿Que se descargue el dichoso e-book? No.
  • ¿Que se suscriba a nuestro boletín de noticias? No.
  • ¿Que nos contacte para pedir información o una consulta gratuita? SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII.

La llamada a la acción principal siempre será colocar ALGO, en el LUGAR ADECUADO, que anime al usuario a rellenar el formulario de contacto y que se ponga en contacto con nosotros, como psicólogos que somos.

¿Por qué? Pues porque el OBJETIVO DE LA WEB DE CUALQUIER PSICÓLOGO, COACH O TERAPEUTA ES ENTRAR EN CONTACTO CON UN CLIENTE POTENCIAL, ¿no es así? Pues pongámoselo en bandeja.

FORMULARIO DE CONTACTO

Evita al máximo poner más de una llamada a la acción en cada página de tu web. Cuando se le pide al usuario que HAGA más de una cosa, tiende a no hacer NADA. Generalmente se va.

Página y Formulario de Contacto

Continuando con lo anterior, es lógico tener estos dos elementos. Un formulario de contacto es esencial en cualquier web de psicología (y de muchos otros tipos), y solemos ponerlos en una página de contacto y otros lugares estratégicos si es necesario.

Pero, ¿no vale con decirles nuestra dirección de correo electrónico? JAMÁS.

Jamás les diremos que usen nuestra dirección de email* sino que pondremos una PÁGINA DE CONTACTO, dentro de la que instalaremos el formulario. Este irá vinculado a nuestro email, pero nunca debemos escribir el email como tal en ningún sitio de la web.

*escribir nuestra dirección de correo electrónico directamente en texto es muy peligroso. Hay miles de programas maliciosos que andan las 24 horas rastreando internet buscando precisamente eso, direcciones en texto plano. Los buscan para robarlos y suplantar identidades. Esto es lo mínimo y lo menos malo que te puede ocurrir por cometer este error… tan común, por cierto.

Simplificar

El diseño web ha ido simplificándose cada vez más. Si haces memoria, recordarás las webs antiguas, que estaban llenas de elementos, colores, diferentes áreas… ¡Pero si las había hasta con musiquita! Hoy por hoy prima lo simple.

Por eso arriba decía que hay docenas de “cosas” que se añaden todavía hoy en los diseños, que son completamente superfluas, innecesarias e incluso dañinas.

No añaden ninguna función que realmente derive en una venta potencial, sino que son elementos que se ponen por “postureo”, pero no “suman”, sino que restan. Son elementos completamente prescindibles. Algunos incluso perjudiciales.

De modo que una de las cosas que necesita la web de un psicólogo es SENCILLEZ. Que el diseño sea lo más limpio posible, libre de esos elementos innecesarios.

Si eres psicólogo, evita que tu web tenga alguno de los siguientes elementos:

  • Formulario de suscripción (diferente de formulario de contacto, que es imprescindible)
  • E-books, pdfs para descargar
  • Calendarios, generadores de citas y similares
  • Pasarelas de pago
  • Elementos encopetados, antojos (cosas “muy chulas” que hacen que la web sea más lenta, pero sirven para nada)
  • Demasiadas llamadas a la acción

Claridad y empatía

Una web de psicología no es un tratado ni un artículo académico. Tampoco la tienes para lucirte ni como psicólogo, ni como literato ni como redactora.

Lo más importante a la hora de redactar es que lances mensajes claros, sencillos y empáticos. Mensajes que “conecten” con el dolor de la persona.

Si un usuario busca ayuda psicológica y entra en una web que “le habla” en términos demasiado académicos o fríos, en lugar de un sitio que le acoge y le comprende, seguramente se irá en menos de un minuto (esto no es una exageración, son datos de Google).  

Explicar de forma clara, breve y precisa que le entiendes y puedes ayudar, te da puntos. Después explica CÓMO le ayudarás, pero antes, “conecta” con “su dolor”, su preocupación, su necesidad. Evita hablar de ti y lo estupendo que eres (salvo en la página sobre ti).

Lo digo siempre:

Tu web es un escaparate de lo que haces, pero en él se ha de ver reflejado el usuario, no tú.

El protagonista es tu cliente potencial, no tú.

Tu web ha de lograr ser un sitio donde el usuario se sienta acogido y comprendido, no un lugar donde tú te sientas el rey del mambo haciendo alarde de todos tus títulos e historia profesional o incluso personal. Eso, al usuario, perdona que te diga, le importa un pimiento (de momento).

Y, volviendo a tus especialidades: Para lograr esa empatía, además de evitar hablar de ti mismo/a, tendrás que reflexionar sobre qué es eso que le duele, preocupa, mantiene en vilo, a tu cliente potencial. Y deberás reflejarlo en los textos con claridad y brevedad. De esta forma, se sentirá, al menos, comprendido.

Conclusión

Ya has visto que son pocas, tan solo 5, las cosas realmente imprescindibles en cualquier sitio web de psicología. Son pocas, pero extremadamente importantes. Asegúrate de que te diseñan tu web siguiendo esas pautas y te aseguro que tus posibilidades de obtener clientes a través de ella se multiplicarán exponencialmente.

Si te surge alguna duda al leer este post o quieres hacerme cualquier consulta, no dudes en dejarla en los comentarios o contactarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.