Diseño de Páginas Web WordPress para Coaches y Terapeutas
★ DISEÑADOR WEB EN WORDPRESS ★ Móv: 658810144

CRO: Qué es y por qué es importante para tu SEO

El CRO y por qué es importante

CRO es la optimización de la tasa de conversión de tu tráfico. Prepárate para empezar a escuchar esto de CRO mucho de ahora en adelante porque, si estamos de acuerdo en que sin tráfico no hay conversiones, seguramente también estarás conmigo en que a veces tener mucho tráfico tampoco genera ventas. Pues prepárate para optimizar tu CRO además de tu SEO.

En mi Tutorial SEO te hice una promesa, no sé si recuerdas. Te decía que pronto te explicaría con pelos y señales lo que es el CRO, además de mencionarlo varias veces en el tutorial. Bueno pues ese día ha llegado. No lo había hecho antes porque era importante que tuvieses antes claro el tema del tráfico web y de los tipos de tráfico web, y por eso preferí escribir antes esos dos artículos.

De modo que, si ya tienes esas bases, creo que estarás más que listo/a para saber qué es el CRO y por qué es tan importante para tu SEO y tus ventas.

Si vienes siguiendo este blog con atención, sabrás que no soy de las que te cuentan en un post “el secreto del SEO”, ni prometo que haciendo tal o cual cosa aislada vas a conseguir estar en la 1ª posición de las SERPs de Google. Al revés, creo que de todos mis posts se destilan un par de ideas o tres que manifiestan todo lo contrario:

  • Que no vas a conseguir NADA si no realizas un esfuerzo, incluso en leer y formarte
  • Que el SEO es tan solo una parte de una estrategia global dentro de un plan de marketing, y que también el SEO a su vez se compone de diferentes factores y de distintas líneas de actuación.
  • Que, dado lo anterior, nada en marketing online es aislado ni independiente y que todos y cada uno de los factores son engranajes, de una sola maquinaria. Engranajes de mayor o menor importancia, pero al fin y al cabo, forman parte de un todo que no rinde si algunas piezas son defectuosas.

En todo esto juega un papel importante el CRO, y no ahora porque se haya puesto de moda el término, sino desde siempre. El CRO es un conjunto de técnicas para mejorar nuestra tasa de conversión. (CRO: Conversion Rate Optimization. SEO: Search Engine Optimization). En realidad el CRO es todo eso de lo que hablo constantemente: la estructura, la usabilidad, las llamadas a la acción…

CRO

El CRO y las conversiones

Antes de seguir con el CRO, vayamos un poco hacia atrás.

Si bien llevado a cabo, el SEO se centra en conseguir un buen posicionamiento en los motores de búsqueda y en “llamar la atención” de los usuarios que, potencialmente, llegaran a nuestra web para que les proporcionemos aquello que buscan… y se animen a adquirirlo. Eso es una conversión.

Hace tiempo que ya pasamos del típico enunciado “si no existes en internet, no existes” al enunciado “si tus potenciales usuarios no te encuentran, no existes”, y de ahí al enunciado bomba, que no sé si me lo estoy inventando o seguramente ya habrá quien también lo afirme. Lo cierto es que es cierto, valga la redundancia: “Si tus potenciales compradores no te compran, no existes”. Otra cosa es que tu blog o web no esté vendiendo nada. Pero lo dudo, en ese caso no creo que estuvieses leyendo esto. Y cuando digo “comprar” y “vender” no solamente me refiero a monetariamente. Me refiero a los típicos objetivos de conversión, desde obtener un lead o suscriptor, hasta una venta, pasando por una consulta por email o una llamada telefónica.

Aquí es donde entra el CRO. Ciertamente, si tus compradores potenciales te encuentran pero no te compran, ¿de qué te sirve el tráfico, todas esas visitas, por muchas que sean?

El CRO intenta que la tasa de conversión, aun siendo el tráfico igual, sea más alta. En eso no tiene que ver el SEO. Imagina que de cada 100 visitas, 1 se suscribe a tu blog. Tu CRO o mejor dicho, tu tasa de conversión es un 1%. Da igual que tengas 1000 visitas, y 10 suscriptores, tu CRO seguirá siendo 1%. En lugar de aumentar el tráfico, ¿qué tal si aumentásemos el CRO? (Te habrás fijado que uso tasa de conversión y CRO indistintamente, pese a que el CRO es la técnica para mejorar aquella. Es solamente por comodidad, y estoy segura de que lo entiendes). Vuelvo a la pregunta, ¿no sería quizá mejor aumentar el CRO en lugar del tráfico? ¿Y si, en lugar de constantemente centrar nuestro foco en aumentar el tráfico web, nos centrásemos en aumentar la tasa de conversión usando CRO? Entonces de las mismas 100 visitas podríamos obtener 2 suscripciones, o sea, el 2%.

Por esto es tan sumamente importante detectar cuál es el mejor tráfico para tu negocio, como decía en un post reciente. Una vez identificado, tienes más datos para poder incrementar tu CRO.

Siempre he dicho que, antes de empezar con tu estrategia de SEO off-page, es clave para tu negocio online que tu SEO on-page sea casi perfecto. El CRO entra dentro de tu estrategia de SEO on-page, pero sobre todo tiene mucho que ver con la experiencia del usuario. En próximos posts dedicaré más tiempo a la forma de optimizar tu tasa de conversión. En este estamos explicando lo que es y por qué es importante.

¿Por qué CRO + SEO?

Hay muchos expertos que aseguran que habría que hacer primero CRO y después SEO. Creo que en eso coincidimos… a medias (aunque el CRO va antes, no funciona sin el SEO y viceversa); yo al CRO lo he llamado de toda la vida estructura web, experiencia de usuario y calls to action o llamadas a la acción, que al final, es casi lo mismo. De lo que se trata es de que el usuario termine realizando una acción que tú quieres que realice, sea suscribirse, que te compre o que te llame.

Así que, no sé si es primero el CRO y después el SEO, primero el huevo y luego la gallina. Lo que sí sé es que siempre digo (machaconamente) que primero hay que currarse bien la estructura web con sus enlaces internos, después la usabilidad web (experiencia del usuario), junto con las llamadas a la acción y el contenido, y por último lo que es el SEO puro y duro en cada texto, en cada imagen, en cada URL.

Por tanto, está claro, CRO + SEO es una fórmula que promete. Mediante esta combinación que llevo repitiendo incansablemente, aunque con otras palabras, podrás no sólo generar tráfico web sino generar conversiones. Se trata de desarrollar una estrategia global, no estrategias aisladas, por un lado el CRO, por otra el SEO, por otra el contenido… No; es un conjunto, como decía al principio, en el que cada pieza tiene su importancia pero hemos de visualizarlas globalmente. (CRO y SEO se dan la mano)

El CRO implica hacer cambios, mejoras, en realidad, en tu web con la finalidad de que haya mayores garantías de convertir las visitas en clientes, es decir, que el usuario que ha llegado hasta tu web, se convierta en cliente antes de que se marche.

La maravilla de conocer el comportamiento de los usuarios que se convierten es lo mejor de todo este proceso. Si, tal como te aconsejo en el post sobre los tipos de tráfico y cuál resulta mejor para tu negocio, identificas a través de Google Analytics (u otra herramienta de medición), desde dónde vienen y en qué lugar se han convertido, tienes ya datos para mejorar tu CRO. También podrás así detectar en qué lugares, pese a tus llamadas a la acción, no se convierten y también aplicar mejorar para incrementar tu tasa de conversión. Lo que está claro es que si no analizas, no puedes mejorar. Y si no sabes que tus visitas no convierten, ¿qué valor tienen, de qué te sirve ese tráfico?

Hemos de pensar entonces en el CRO como la forma de mejorar nuestra web como un todo. Al fin y al cabo, la tasa de conversiones es, si no lo más importante, una de las cosas más importantes de una web. Una de las primeras preguntas que les hago a mis clientes potenciales, o sea, a mis conversiones, es: “¿Qué objetivo principal tiene tu web?”. ¿Te puedes creer que casi ninguno, a la primera, me contesta que el objetivo es conseguir clientes o ventas? Se lo tengo que sacar a base de preguntas, es como si les diese vergüenza admitirlo. Pero al final, es lo que realmente quieren. Queremos. No es hacernos una marca, no es más tráfico, no es compartir nuestras opiniones porque sí, no es salir el 1º en Google. Nada de eso. El fin último es que te compren. Punto. Los medios para que esto ocurra, también forman parte de ese objetivo último e incluso pueden ser objetivos en sí mismos: que me llamen, que me manden una consulta, que se suscriban a mi blog… al final todo eso ¿qué objetivo tiene? Que en un momento dado, adquieran lo que yo vendo. Así de simple.

tasa de conversion

Esto es lo primero que debes tener claro, el objetivo de tu web. Si no es conseguir clientes o ventas, ¿cuál es?

Así que para que la CRO sea alta, primero debemos tener algo de tráfico. Una vez tenemos ese tráfico, debemos afinar al máximo posible en el tipo de tráfico que estamos adquiriendo. Y finalmente, cuando estamos obteniendo un tráfico cualificado (lo que yo llamo tráfico activo vs tráfico pasivo), que nuestra web sea capaz de mostrarle lo mejor y más rápido posible lo que busca. El CRO por tanto, es diseño web, usabilidad y estructura web y marketing. Si el usuario llega a una web horrorosa, por muy bien armada que esté, es posible que no se sienta demasiado atraído y se largue. El CRO consiste en seducir y dar soluciones mediante un enfoque claro y honesto. Saco a colación la honestidad en el CRO porque creo que es decisivo que el usuario no se sienta “engañado”. Si al buscar en Google ve y entra en tu web, gracias al posicionamiento y resulta que lo que ve fuera no se refleja por dentro, ese usuario no volverá más. El usuario es el que tiene siempre la razón. Recuérdalo.

La pena es que la mayor parte de quienes gestionan su propia web, desconocen todo esto, tanto lo referente al CRO, como a la usabilidad, como a la analítica, como al propio objetivo de la web, la esencia misma de la página, o al menos debería. Todo lo anterior es lo que mejor nos puede ayudar en cualquier mejora que queramos realizar.

Espero que, tú que has llegado hasta el final, no desaproveches esta información y te pongas manos a la obra.

Antes he mencionado tres enunciados de los cuales uno sobre todo es de lo más famoso. Me refiero a “si no existes en internet, no existes”. El segundo era “si tus potenciales usuarios no te encuentran, no existes”, y el tercero “Si tus potenciales compradores no te compran, no existes”.

¿Estás de acuerdo con ellos? ¿Crees que quizá son algo exageradas estas afirmaciones? Espero vuestros comentarios. Hasta el próximo post y ¡feliz CRO!

Créditos Imágenes: ICEMD | MarketingLand | SearchEngineJournal

2 comentarios
  1. Me ha gustado mucho el artículo y su especial enfoque en la importancia que tiene disponer de un sitio web preparado para convertir el tráfico. La verdad es que es complicado, pero hay que tratar de aplicarse en esto, y más hoy en día que cuesta mucho más adquirir el tráfico. Yo personalmente, he tenido sitios web con un tráfico que podríamos considerar reducido, pero que estaban tan bien enfocados tanto a nivel de diseño, como de copy como también al público al que se dirigía, que a pesar de tener un volumen de tráfico muy humilde convertía muy bien. Imagino que si incrementara el tráfico, más conversiones se podrían generar.

    Un saludo y gracias por el post!

    • Gracias por tu comentario, Pedro. Tienes mucha razón, no es tanto la cantidad de visitas sino su calidad. Creo que es necesario apuntar bien aun teniendo pocas visitas antes de insistir tanto en obtener cantidad, si al final no nos aporta ningún resultado tangible.
      Mucho éxito con tu proyecto de conversión. Espero verte por aquí.
      Esther

Deja un comentario

diseño web wordpress coach2coach

Amamos lo que hacemos.
Nuestros clientes lo notan

SÍGUENOS

CONSULTA SIN COMPROMISO

Si tienes cualquier duda o consulta, ponte en contacto. Será un placer atenderte.

AVISO LEGAL

Cookies, derechos de autor, LOPD, etc. Ir al documento completo de Aviso Legal y LOPD